Los vecinos denuncian que hay 'botellonas' a las puertas de Itálica

Comentarios 0

Vecinos de Santiponce exigieron ayer al Ayuntamiento de la localidad y a la Junta de Andalucía que actúen contra las botellonas que cada fin de semana se realizan en las inmediaciones del teatro romano de Itálica.

Desde la comunidad de propietarios del Edificio Teatro Romano, ubicado a unos cinco metros del monumento, se mostraron "desesperados e indignados" ante la situación, al considerar "increíble que se hagan botellonas, carreras de coches y hogueras a las puertas del teatro".

Los vecinos sostienen que se han reunido en dos ocasiones con el alcalde del municipio, José Peña (PSOE), quien "dice que allí no molesta la botellona, que a algún sitio se tienen que ir", y critican que la entrada al teatro "está hecha una pena, todo muy sucio; llegan autobuses llenos de turistas y todos comentan lo mismo". Los denunciantes afirman que han intentado ponerse en contacto tanto con la delegación provincial de Cultura de la Junta de Andalucía como con el presidente de la Fundación Itálica, José Rodríguez de la Borbolla, pero "hasta ahora no hay respuesta".

Los residentes afectados afirman que "hace dos semanas trasladaron a dos de los efectivos de seguridad de Itálica al teatro porque tiraron una botella y rompieron una columna", pero lamentan que "Cultura dice que de puertas para dentro del teatro le corresponde, pero de puertas para fuera es cosa del Ayuntamiento".

Para los vecinos, la situación es una auténtica "barbaridad", sobre todo si se tiene en cuenta que existe un proyecto para devolver el Festival de Danza al teatro y ampliarlo, pese a lo cual "la explanada previa al monumento es el descampado del pueblo, hay botellonas a dos metros del teatro romano". Este proyecto es, según los denunciantes, un "anuncio electoralista", ya que "en las dos reuniones con el alcalde ha hecho muchas promesas y luego nada de nada", ante lo que se preguntaron "cómo en un tema así no se ponen de acuerdo Junta y Ayuntamiento".

Del mismo modo, consideran "indignante" el hecho de que "quieran embargar casas para ampliar el teatro y que los alrededores estén tan abandonados", ya que "aquello es como un derribo: no hay ni luces y la Policía sólo acude si se denuncia que están con la música alta, pero no por la botellona porque dicen que el alcalde no les da permiso porque en algún sitio tienen que estar".

"No es sólo por las molestias a los vecinos, sino por la imagen que se da al turismo, es una vergüenza", agregan los vecinos, quienes solicitan que "cierren la zona, la limpien y la adecenten".

No sólo se reúnen jóvenes para beber, a pesar de la ley que lo prohíbe, sino que, según los denunciantes, "aún hay casetas de la feria montadas y abandonadas" a tan sólo unos metros del emblemático teatro.

más noticias de PROVINCIA Ir a la sección Provincia »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios