Francis: "Nunca pensé que en el primer año iba a tener tantas oportunidades"

  • El canterano agradece al club "la suerte de poder jugar con los grandes" y se ha convertido en una pieza importante, sobre todo a raíz de la lesión de Barragán

El centrocampista, Francis, en un partido reciente El centrocampista, Francis, en un partido reciente

El centrocampista, Francis, en un partido reciente / RBB

El centrocampista del Betis Francis Guerrero ha afirmado que no pensó "nunca" que en su primer año en Primera División "iba a tener tantas oportunidades" como las que le ha ofrecido desde comienzos de esta temporada el entrenador bético, Quique Setién, quien lo ha alineado en siete partidos.

Francis, nacido en Coín (Málaga) hace veintiún años, hizo la pretemporada con el primer equipo tras jugar con el filial desde 2014 y ha sido, pese a una lesión de rodilla que lo ha tenido apartado varias jornadas, el canterano que más ha contado para Setién junto a Fabián Ruíz tras su cesión de un año al Elche.

El centrocampista, reconvertido a labores defensivas en el lateral derecho por la lesión de Antonio Barragán, ha jugado partidos clave como la victoria en el Bernabéu ante el Real Madrid (0-1) y en el Sánchez Pizjuán contra el Sevilla (3-5), y en ellos ha podido constatar las exigencias del fútbol en la máxima categoría.

"La velocidad, el ritmo de juego y el nivel físico de cada jugador no son lo mismo que en Segunda B. Creo que de los partidos que he jugado solo hemos perdido contra el Barcelona. Intento aprender cada día, vivirlo como una oportunidad y espero seguir ahí para hacerme un hueco", afirmó a la televisión del Betis.

Sobre su evolución, comentó que "por circunstancias de lesiones" ha podido entrar más que otros compañeros que también hicieron la pretemporada, aunque incidió en la importancia de la continuidad para poder "estar ahí muchos años más".

Francis comentó, entre otros asuntos, que en pretemporada "era difícil de imaginar" estar donde se encuentra hoy, "pero la ilusión la tenía" porque confiaba en sus posibilidades, lo que le ha hecho, además, adaptarse al lateral derecho cuando las circunstancias así se lo han exigido.

Señaló que no se siente incómodo en esa posición, en la que mentalizándose y "mejorando algunos aspectos", cree que lo puede "hacer bien ahí" y "donde el míster lo crea oportuno y cuando lo considere", momento en el que intentará dar el máximo de sí y sumar su "granito de arena para el equipo".

"Mi objetivo era hacerme un hueco aquí y estoy disfrutando de oportunidades. Después del año pasado, que pasé por quirófano, este año que tuve que volver a operarme, un poco te trastoca la ilusión, pero siempre he confiado en mí y nunca me he rendido. A día de hoy tengo la suerte de poder jugar con los grandes", señaló.

Se refirió también al ánimo en el vestuario tras la goleada que les infligió el Barcelona en la pasada jornada (0-5) y, pese a reconocer que está "un poco fastidiado" porque perder "se puede dar, pero encajar cinco goles no es lo mismo", hay que "pensar en el partido del lunes en Vigo, seguir con la misma mentalidad y no decaer por esta derrota".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios