getafe - betis | informe técnico

Ganar arregla una mala actuación en la pizarra

  • Los de Setién firmaron un encuentro bastante gris

El centrocampista bético Fabián trata de zafarse del central Leandro Cabrera y del medio Fajr. El centrocampista bético Fabián trata de zafarse del central Leandro Cabrera y del medio Fajr.

El centrocampista bético Fabián trata de zafarse del central Leandro Cabrera y del medio Fajr. / EFE

Ganar siempre estará por encima de jugar bien. No hay debate. Y si no, que se lo digan al aficionado bético al finalizar el flojo partido que su equipo realizó en el Coliseum. El conjunto de Quique Setién firmó un encuentro muy gris, pero el Betis ganó, venció ese tipo de partidos que en anteriores temporadas hubiera perdido. Y lo hizo porque tiene algo fundamental en el fútbol, alma. Y alma de campeón, pues al cuadro bético le empiezan a pasar cosas como ganar sin jugar bien con Adán -¡renuévenlo!- parando un penalti, la fortuna del disparo al palo de Antunes y el balón paseándose por la línea de gol sin entrar, un gol al final del partido... Todos esos factores que hacen al bético mirar al futuro con optimismo, con la alegría de ver Europa un poquito más cerca, porque ayer el juego quedó en un segundo plano. O incluso en un tercero, como la ridícula queja sobre la altura y el estado del césped del feudo de un Getafe que ofreció más argumentos que los de Heliópolis, pero ganaron éstos. El fútbol, ese juego...

FUENTE: Elaboración propia. GRÁFICO: Dpto. de Infografía. FUENTE: Elaboración propia. GRÁFICO: Dpto. de Infografía.

FUENTE: Elaboración propia. GRÁFICO: Dpto. de Infografía.

Defensa

Jugó el Betis con su habitual dibujo de tres centrales y dos carrileros, tres hombres en la medular y Boudebouz haciendo de enganche con Loren. Pero el Getafe tenía las ideas claras y con su presión hizo que los verdiblancos tuvieran muchos problemas en la salida del balón, de ahí que Bartra abusara de pelotazos que acabaron en nada. Flamini y Fajr estaban muy encima de Javi García y Fabián, y eso acrecentó los problemas del cuadro de Setién, que también sufrió con la pelea de Ángel y Jorge Molina. El nombre propio en la zona defensiva fue Adán. El cancerbero madrileño mantuvo con vida al Betis en una sensacional doble acción en el penalti lanzado por Portillo y estuvo, además, muy correcto en el juego con el pie.

Ataque

En la primera parte, Loren hizo una lectura de partido sin balón magnífica, cayendo a la banda derecha, pero el bagaje ofensivo de los verdiblancos fue escaso. Sólo una acción del marbellí y un tiro de Boudebouz. Además, volvió a aparecer en el Betis ese fútbol de posesión estéril.

Virtudes

Vencer jugando mal.

Talón de aquiles

Demasiado problemas en la salida del balón desde atrás.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios