psicología

Intervención psicológica ante una patología crónica

  • Un taller propone herramientas para que los pacientes afronten su situación con más confianza

La cronicidad actúa en cada persona de forma distinta, pero siempre tiene un componente emocional importante. La cronicidad actúa en cada persona de forma distinta, pero siempre tiene un componente emocional importante.

La cronicidad actúa en cada persona de forma distinta, pero siempre tiene un componente emocional importante. / archivo

El 5% de la población andaluza consume el 65% de los recursos sanitarios. Se trata de los enfermos crónicos, la mayoría de ellos polimedicados. Pero la realidad de estos enfermos no es solo el consumo de recursos sanitarios, sino los cambios sociales que implica la enfermedad crónica.

Vivir con una enfermedad crónica, unos 300.000 andaluces según los datos oficiales, plantea retos para la persona y el entorno social. "Aprender a vivir con una enfermedad crónica no es algo que se consiga en 24 horas, es un proceso a medio o largo plazo donde hay que entender lo que ocurre y adoptar un papel activo en la enfermedad para sentirse más seguro", según explica la psicooncóloga Raquel Calero, coordinadora del Taller que se impartió ayer en el Hospital Vithas Nisa Sevilla en coordinación con el Colegio Oficial de Psicólogos de Andalucía Occidental.

Según la OMS, las patologías crónicas son en la actualidad responsables del 59% de las muertes en el mundo, "pero el hecho de padecer un trastorno crónico no lleva consigo siempre una enfermedad grave o suponer un peligro para la vida de una persona. Pero sí es muy probable que si tienes una enfermedad crónica te afecte no solo físicamente, sino a nivel social, emocional y en tu economía".

Para los especialistas, cada enfermedad crónica (un problema de salud que interfiere en las actividades cotidianas y se mantiene por un periodo superior a los seis meses) tiene sus propios síntomas, tratamiento y evolución. Y si exceptuamos la cronicidad de las mismas, en cada paciente actúa de una forma determinada. En sí, la llegada de una enfermedad crónica a nuestras vidas nos puede provocar "ciertas reacciones de miedo, enfado, sorpresa, angustia, tristeza, que incluso a veces las negamos porque no somos capaces de aceptarlas".

El objetivo de esta actividad es dotar a los asistentes de herramientas sencillas pero eficaces que les permitan afrontar su situación de una manera más efectiva. Asimismo, aborda las vías para informar acerca de los signos esperables que presentan los pacientes y familiares en situación de enfermedad crónica y avanzada; y de eliminar, en la medida de lo posible, el estigma de lo psicopatológico para normalizar y naturalizar estos signos. Por último, el reto es favorecer el abordaje de estos signos y poder diferenciar el síndrome de desmoralización de otras reacciones observables en situación de enfermedad crónica y avanzada.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios