Salud organiza un nuevo curso de formación en técnicas de reanimación cardiopulmonar para mil militares

  • Un total de 4.000 profesionales de la base Militar Álvarez de Sotomayor han sido entrenados por expertos del 061 en tres sesiones de formación masiva desde 2009

La Consejería de Salud y Bienestar Social ha organizado en la provincia de Almería una sesión de formación masiva en técnicas de soporte vital básico dirigida a militares, en su mayoría legionarios, destinados de la Base Militar Álvarez de Sotomayor, en la localidad de Viator. Estas jornadas, inauguradas por el delegado de Salud y Bienestar Social, Alfredo Valdivia y el general jefe de la Brigada de la Legión, Juan Jesús Leza, tienen como objetivo formar en las maniobras de Reanimación Cardiopulmonar Básica a este colectivo, que podrá aplicarlas en caso de que fuera necesario en sus misiones de paz o militares.

Con este encuentro formativo, un total de 4.000 profesionales destinados a esta base almeriense han sido entrenados por el 061 en estas técnicas y han obtenido las competencias necesarias que les permiten iniciar con eficacia la cadena de supervivencia. Esta es la tercera ocasión en la que se pone en marcha una iniciativa de este tipo con profesionales del Ejército de Tierra en Almería, tras la excelente acogida que tuvieron las jornadas celebradas en 2009, 2010 y 2011 enmarcadas en el programa andaluz ‘Aprende a Cuidar su Corazón’.

En un periodo de seis horas, de 9.00 a 15.00 horas, un total de 40 monitores entrenarán por grupos a un millar de profesionales del ejército en el pabellón de deportes de la base militar. La formación, organizada por EPES-061 en Almería y la brigada de la Legión Rey Alfonso XIII, cuenta con la colaboración de integrantes del Área de Gestión Sanitaria Norte, el Distrito Sanitario Almería, el Distrito Sanitario Poniente, la Agencia Pública Hospital Poniente, el Hospital Alta Resolución El Toyo, el Complejo Hospitalario Torrecárdenas, Transporte de Críticos Semyu-112, Cuerpo Nacional de Policía, Comandancia de la Guardia Civil, Parques de Bomberos de Poniente y de Almería, Policía Local de Almería y Cruz Roja.

Esta modalidad de formación, ya consolidada en Almería gracias a otras experiencias previas con la Universidad o la Consejería de Educación, está dirigida principalmente a profesionales de las Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado y miembros de  Protección Civil, que como consecuencia de su actividad laboral actúan cuando ocurren episodios críticos para la vida de las personas o accidentes. Desde que se iniciaron estas sesiones de formación masiva en 2009, un total de 18.000 personas han obtenido las habilidades necesarias en la provincia de Almería gracias a la iniciativa de EPES-061.

Cadena de supervivencia

La secuencia de actuaciones que determinan un aumento de la supervivencia tras sufrir una Parada Cardiorespiratoria (PCR), vienen descritas en lo que se ha llamado la ‘Cadena de Supervivencia’. Esta cadena consta de 4 eslabones bien diferenciados y todos a su vez imprescindibles. En primer lugar hay que alertar con rapidez al servicio de emergencias sanitarias llamando al número 061, para posteriormente comenzar con las maniobras de reanimación cardiopulmonar básica (RCP) de forma eficaz y hasta que llegue el equipo sanitario que atenderá al paciente. En tercer lugar se efectuará la desfibrilación precoz,  que se refiere al tratamiento eléctrico de la arritmia que ha producido la parada. Por último el equipo de emergencias sanitarias realizará la asistencia y traslado al hospital correspondiente.

La mayoría de las PCR ocurren en el domicilio (75%) y espacios públicos (16%), y éstas son presenciadas por un testigo hasta en el 60% de las ocasiones. Por ello, se hace imprescindible establecer una estrategia de formación en maniobras de RCP básica para asegurar los 2 primeros eslabones de la cadena y por tanto mejorar la supervivencia de los pacientes que han sufrido una PCR mediante el entrenamiento del personal no sanitario en el manejo inicial de estas situaciones.

Las enfermedades del corazón suponen un importante problema de salud. Las patologías cardiovasculares, en general, y el infarto agudo de miocardio, en particular, siguen siendo la primera causa de muerte en todos los países industrializados. Según dos estudios elaborados por EPES-061 (desarrollados en los años 1998-1999 y 2001-2002), el 60% de fallecimientos por muerte súbita de origen cardíaco ocurrió en el domicilio del paciente; en un 50% de los casos fue presenciado por familiares y en la mayoría de ellos (70%) no se iniciaron maniobras de soporte vital.

Aplicar técnicas de resucitación cardiopulmonar en los minutos posteriores a un episodio de crisis mientras llega la asistencia sanitaria ayuda a evitar fallecimientos o secuelas neurológicas de carácter irreversible. Las guías internacionales aconsejan que las personas del entorno de los pacientes que hayan padecido enfermedades coronarias se formen a este respecto.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios