psicología

Terapias con 'babies reborn' para paliar síntomas de deterioro cognitivo

  • La residencia San Juan de Dios de Granada introduce una técnica que parece reducir la apatía, el estrés y la tristeza

Comentarios 1

La residencia de mayores de San Juan de Dios de Granada, con la colaboración de la Obra Social La Caixa, ha puesto en marcha una terapia con bebés terapéuticos o 'babies reborn' para trabajar con mayores que padecen un progresivo deterioro cognitivo causado por enfermedades como el alzhéimer u otro tipo de demencias relacionadas con la edad.

Estos 'babies reborn' son dos réplicas de bebés, una niña y un niño, de características hiperrealistas en la fisonomía, en la textura de la piel o el peso del cuerpo, con los que los terapeutas del centro aseguran se complementa muy positivamente el tratamiento farmacológico administrado para casos de angustia, agitación, ansiedad o depresión que presentan pacientes con estas patologías, ya que el valor terapéutico reside en la tranquilidad que transmite y los sentimientos positivos que despierta acunar a un bebé.

Los mayores que padecen enfermedades como el alzhéimer presentan periódicamente síntomas como la apatía, el desinterés, la ansiedad o la tristeza. Esta novedosa terapia genera en ellos un beneficio emocional de gran impacto, ya que vuelcan el cariño en ellos y comienzan a generar sentimientos de bienestar.

Además, actividades como vestirlos o desvestirlos trae consigo beneficios funcionales, pues implican trabajos de coordinación bimanual y motricidad fina importantes. El hecho de seleccionar qué ropa ponerle al bebé según la temperatura y la estación del año les ayuda a trabajar aspectos como la orientación espacio-temporal.

Esta terapia se pone en marcha según la necesidad, cuando algún mayor presenta un episodio de agitación, angustia o aislamiento entre otras causas. El bebé cumple así el objetivo de calmar y modificar conductas disruptivas y estimular otras más adecuadas.

Los profesionales que atienden a los mayores de San Juan de Dios en la residencia decidieron introducir esta terapia tras observar que durante los episodios de ansiedad que padecía una señora con alzhéimer en fase inicial, poner en sus brazos un muñeco de trapo conseguía relajarla y sosegarla por completo.

A partir de ese momento, estudiaron casos documentados de mejorías en pacientes con trastornos, síndromes y patologías diversas en Estados Unidos o Alemania tras participar en terapias con estos bebés hiperrealistas.

Los beneficios en este primer período de trabajo con los mayores granadinos ya se están dejando ver, y no solo con mayores enfermos de alzhéimer, sino que las terapeutas aseguran que el clima de ilusión y bienestar que se ha generado en la residencia tras la puesta en marcha de la terapia ha hecho que incluso los mayores que gozan de buena salud se interesen por estos bebés terapéuticos.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios