Los deportistas tienen una genética mejor adaptada al rendimiento

  • Expertos analizan la combinación de genes implicados en el ejercicio

El éxito del deportista depende en gran medida del ejercicio y el entrenamiento al que se somete, pero la genética también juega un papel muy importante, según un estudio realizado por grupos de investigación de la Universidad Europea de Madrid y de la Universidad de Zaragoza.

Las investigaciones, publicadas en el libro Genética y Deporte, dentro de la colección Investigación en Ciencias del Deporte del Consejo Superior de Deportes, confirma la combinación de todos los genes relacionados con el rendimiento físico hace que el deportista, de disciplinas que concentran esfuerzo y resistencia, vea incrementada su resistencia y potencia.

"A lo largo de los años han sido dos genotipos relacionados con el ejercicio, y a la vez casi opuestos entre sí, -resistencia y explosividad- los que han hecho posible que la especie humana llegue hasta nuestros días", ha explicado el catedrático de Fisiología del Ejercicio de la Universidad Europea de Madrid, y coautor de la obra, Alejandro Lucía, quien recuerda que "hoy en día predominan los genes que nos hacen aguantar más frente a aquellos que están relacionados con la potencia muscular". "El rendimiento deportivo probablemente depende del efecto combinado de cientos de variantes genéticas. Además, los aspectos que conformarían el complejo rasgo' de ser un deportista de nivel mundial en un deporte dado son múltiples y, probablemente, no puedan reducirse a polimorfismos genéticos específicos", comenta.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios