diagnóstico

Un diagnóstico complejo para un abanico amplio de tipos de demencia

  • En ocasiones los síntomas no son percibidos por la familia, ya que se asocian a etapas normales del envejecimiento

¿Cómo se diagnostica el alzhéimer? No es tan fácil como pueda parecer, ya que no hay examen ni síntoma que muestre de forma concluyente que una persona padezca o no de enfermedad de Alzheimer.

Como hemos señalado, hay pérdidas de memoria "normales" quizá motivadas por el cansancio, por el stress, por la falta de atención ("tener muchas cosas en la cabeza") o relacionadas con otras enfermedades como por ejemplo la depresión, la anemia o trastornos del tiroides. En ocasiones, los primeros síntomas pasan desapercibidos incluso para la familia, ya que pueden relacionarse con el envejecimiento o con dificultades sensoriales.

La persona con alzhé imer va a tener problemas a la hora de manejar sus actividades laborales, sus responsabilidades en el hogar, sus relaciones personales e incluso la organización de su tiempo libre (ver tabla de síntomas más frecuentes).

El diagnóstico temprano se sospecha cuando los olvidos se transforman en algo cotidiano y empiezan a alterar la vida diaria. Se suelen utilizar test como el "minimental" o sus variantes o el fototest, que apenas se deja influir por el nivel cultural del paciente.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios