Herederas de la devoción

  • Estas siete mujeres verán cumplido su sueño de acompañar a sus imágenes como nazarenas.

Comentarios 23

Son hijas, nietas o hermanas de nazarenos. Ángela García, Marisa Ridao, Pilar Candau, María Sánchez Ibargüen, Pilar Martínez, Marisa Llorente, Ana María Ruiz y Aurora Fernández, saldrán por primera vez este año en sus cofradías. Casi todas son hermanas desde hace muchos años, incluso desde la cuna. Algunas ya han vestido el hábito en otras hermandades, por lo que ya saben cómo es la experiencia. Otras se estrenarán en su hermandad de siempre. Han querido esperar este momento. Todas llevaban mucho tiempo aguardando esta aprobación que parecía que nunca iba a llegar. La mayoría, en silencio, esperaban a que fueran sus hermandades, de las que son miembros de pleno derecho, las que dieran el paso. Alguna otra ha sido más batalladora y ha luchado activamente por la consecución de la plena igualdad. Todas ellas estrenarán túnica la próxima Semana Santa para continuar con la tradición familiar que, hasta ahora, les estaba vetada.

Las más jóvenes son dos primas que todavía no alcanzan la mayoría de edad. Pilar Candau y María Sánchez Ibargüen acompañarán el próximo Jueves Santo al Cristo del Descendimiento y a la Virgen de la Quinta Angustia. Su abuelo fue hermano mayor de la cofradía, el recordado Santiago Medina Rojas, y por fin van a poder hacer lo que sus hermanos y primos hacen cada Semana Santa. "Va a ser la primera vez. Sale toda mi familia y yo, por fin, voy a poder salir este año. Ya era hora. Era algo incomprensible que no pudiéramos salir", explica Pilar.

Mientras Pilar y María completan su estación de penitencia con la Quinta Angustia, otras mujeres se estarán preparando para salir en la Primitiva Hermandad de los Nazarenos de Sevilla. Marisa Ridao y Ángela García son madre e hija y las dos saldrán por primera vez en la Madrugada, algo que ya hacen el padre y el hermano. Ángela también sale en el Baratillo y en Montserrat, pero para ella será un día muy especial ya que el Silencio es la hermandad de la que es hermana desde pequeña: "Siempre nos han dicho que es algo incomparable. Cuando digan mi nombre desde el balcón será para mí el momento más esperado desde siempre". Ángela fue la hermana más joven en salir en la procesión extraordinaria de 2004, mientras que su madre se estrenará cuando cumple las bodas de plata en la archicofradía: "Yo casi que ya no me lo esperaba. Espero que nos acojan bien. Aunque si hay quien se moleste no será nada comparado con la felicidad que yo voy a sentir por salir".

Aurora Fernández también es del Silencio. Es miembro de junta de la Soledad de San Lorenzo, y fue la primera mujer en tomar la palabra en un cabildo primitivo. Siempre ha querido salir pero sin reivindicar nada: "He respetado las reglas siempre. El que me conocía sabía de mis ganas. Llevo más de 35 años como hermana y estoy muy feliz y contenta".

Ana María Ruiz, Pilar Martínez y Marisa Llorente, se conocieron ayer en el atrio de San Antonio. Están contentas porque no se sienten solas. Ana María es la más luchadora, ha ido más de una vez a pedir la papeleta. Pilar es hermana, igual que su padre, que llegó de Zaragoza y se enamoró del Silencio. Marisa es hija y nieta de hermanos. Su padre va escoltando al Nazareno. Se ha casado en esta iglesia y, el 22 de marzo, por fin verá cumplido su sueño de salir de nazarena.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios