Fiscal de paso

José Rubio: La coordinación para evitar vacíos en el cortejo

  • Siempre pendiente del reloj para que los horarios se cumplan, le indica al capataz cuándo tiene que parar o levantar las andas. Rubio hace esa función en La Resurrección.

Entre sus principales tareas, un fiscal de paso debe velar por el cumplimiento correcto de los horarios, así como ordenar andar y parar los pasos indicándoselo al capataz, por lo que va junto a él en la procesión. En algunas hermandades también indican el repertorio musical que hay que tocar en cada momento. En la Hermandad de la Resurrección el cargo de fiscal de paso en el palio de la Virgen de la Aurora lo ostenta Pepe Rubio, quién además es prioste de la corporación de Santa Marina.

Es un estudiante de 24 años, hermano del Resucitado desde 1999, que desde el año 2004 ocupa el rol de fiscal de paso. Califica su función como “tranquila, puesto que el capataz Antonio Santiago y yo nos entendemos bastante bien, por lo que no suele haber ningún problema en el cumplimiento de horarios”. Como el tema de la puntualidad compete a toda la cofradía, los diferentes grupos de diputados van equipados con un equipo de radio para estar en contacto permanentemente, “desde la Cruz de Guía hasta el fiscal de paso de palio que soy yo”.

En este sentido, una de las cosas de las que tiene que estar muy pendiente es de ir avisando al fiscal del paso de Cristo, para que la Virgen no se quede descolgada en ningún momento: “tenemos que estar siempre alerta porque si la Virgen no puede avanzar hay que decir en el Cristo que aminoren la marcha para no partir la cofradía”, explica. El camino de ida hasta la Catedral es tranquilo y sin sobresaltos, “hay poca gente y se anda bastante bien”. El problema lo encuentran de vuelta, sobre todo a partir del Convento de Santa Ángela de la Cruz “cuando el gentío ya empieza a ser importante. De ahí a la entrada a los pasos les cuesta bastante más discurrir con normalidad”. José es partidario de salir el Sábado Santo para evitar la madrugada del Domingo de Resurrección puesto que “todos los años tenemos problemas con los niñatos. El año pasado les quitaron los capirotes a varios chavales y esto no puede ser. También sucede que, al regar las calles, hay siempre más de una caída de nazarenos por culpa de la cera”.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios