La historia recuperada

  • El IAPH restaura el libro de reglas fundacional de la Hermandad de la Macarena, de 1595, y una actualización de 1720 que recoge, por ejemplo, la incorporación del Señor de la Sentencia.

Ocho meses y un trabajo minucioso y delicado han sido necesarios para restaurar dos libros de reglas de la Hermandad de la Macarena. El Instituto Andaluz del Patrimonio Histórico (IAPH), centro público de la Consejería de Cultura de la Junta de Andalucía, ha recuperado una parte esencial de la historia de la corporación de la Madrugada. El primero de los libros restaurados, fechado en el año 1595, es el documento probatorio de la fundación de la hermandad. El segundo, de 1720, es una actualización de esta primera norma que recoge, entre otros aspectos, la incorporación el Señor de la Sentencia. Este último ha servido a los hermanos para realizar la protestación de fe hasta hace pocos años. El coste de los trabajos ha sido de casi 12.000 euros.

Gracias a estas dos reglas se puede conocer la historia de la Hermandad de la Macarena desde su fundación hasta el siglo XVIII y son una fuente jurídica y normativa del gobierno y la administración de la corporación. La normativa de 1595 contiene los estatutos que rigieron el funcionamiento de la hermandad en sus primeros años. Fue ampliada en los años 1624 y 1654, cuando se estrena en la nómina de la Semana Santa y cuando se traslada a San Gil. El segundo documento trata de actualizar el funcionamiento de la cofradía a los nuevos tiempos y formas de concebir la religiosidad popular.Los trabajos de restauración han sido delicados por el estado que presentaban las reglas, sobre todo por haber sido objetos de uso cotidiano en el día a día de la cofradía. La conservación era delicada, con restos de cera, mucha suciedad o detritos de insectos. La regla de 1595 está realizada sobre un soporte de papel artesanal. Su principal problema era la oxidación de la tinta. Los técnicos del IAPH han procedido al desmontaje de la encuadernación y los folios para realizar una limpieza mecánica superficial y lavado. Posteriormente, se hizo una reintegración mecánica del soporte un cosido replicando la costura original. Además, se adhirió una nueva piel a las tapas y se restituyeron los broches de cierre a partir de los restos conservados.

Las reglas presentaban abundante suciedad, restos de cera o detritos de insectos

La limpieza de la regla de 1720, además de mecánica, se realizó con disolventes al tratarse de pergamino. Se ha consolidado el pliegue de los cuadernillos y reintegrado las perforaciones de las costuras con tiras de papel japonés. Por último, se realizó una reintegración cromática puntual con acuarela. En cuanto a la encuadernación, se ha procedido de igual modo que en la regla fundacional. Para la mejor conservación se han realizado unas cajas a medida.

La consejera de Cultura, Rosa Aguilar, asistió a la presentación de la restauración en la sede del IAPH y se mostró muy agradecida a la hermandad por la confianza: "Para el Instituto es extraordinariamente importante que se hayan depositado aquí. En estas dos reglas hay una parte de la historia de la hermandad, que también es la historia de Sevilla. Su valor es extraordinario y la restauración ha sido excepcional". Por su parte, el hermano mayor, Manuel García, señaló el compromiso de la cofradía para la conservación de su patrimonio: "Ya nos han explicado cómo los tenemos que guardar. Les doy las gracias a la consejera, al director del IAPH, Román Fernández-Baca, y a todo el personal. La hermandad está encantada".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios