Una Madrugada más corta y fría

  • El Viernes Santo amanecerá 35 minutos antes al ser la Semana Santa tan alta

Comentarios 7

La fecha del Domingo de Ramos condiciona absolutamente el clima que hará durante la semana. Una Semana Santa en el mes de marzo es absolutamente distinta a las abrileñas. Amanece más temoprano y se hace de noche antes. La Semana Santa de este año, que comienza el 16 de marzo, tendrá una Madrugada más corta. La noche del Viernes Santo durará menos. Amanecerá a las 7.16 horas, 35 minutos antes que la del año pasado, cuando el Viernes Santo se celebró el 6 de abril y la luz solar no apareció hasta las 7.51 horas. Con el horario que anuncian los pronósticos, la única cofradía que hará su estación de penitencia íntegramente en horario nocturno.

El meteorólogo José Antonio Maldonado, que trabaja en Televisión Española y que es hermano de la Soledad de San Lorenzo desde hace más de 50 años, asegura que las Semanas Santas que se celebran en marzo tiene una característica principal: "Son menos cambiantes, de tal manera que son de tiempo malo toda la semana, o de tiempo bueno toda la semana. La probabilidad de que el clima esté cambiando de un día para otro es mucho menor respecto a las Semana Santas de abril".

Maldonado tiene claras las características de la próxima Madrugada: "Será fría y habrá que ir bien abrigados". Y es sabido que con más frío, hay menos público en las calles, sobre todo en las parcelas de sillas y en los palcos de la Plaza de San Francisco de la carrera oficial, donde la espera de las cofradías se hace más pesada sin estar en movimiento por las calles.

Este mismo experto tiene también claro su pronóstico del resto de la semana: "Las tardes pueden ser engañosas en el mejor de los casos. Y digo en el mejor porque sería señal de que no llueve. En ese supuesto, las tardes pueden comenzar con una sensación de temperatura agradable, pero que irá previsiblemente cambiando con el paso de las horas hasta tener unas noches frías. Ese cambio de temperatura se puede producir entre las siete y las ocho de la tarde y puede sorprender a mucha gente que no vaya debidamente preparada". Este meteorólogo advierte: "Las Semanas Santas de marzo inciden mucho en la vestimenta de la gente. Si nos vas bien preparado, se te puede acabar la tarde muy pronto si no toleras el frío. Lo mejor son los trajes de entretiempo".

El meteorólogo hace una aclaración como principal cautela: "La Semana Santa siempre es en primavera, que es la estación del año en la que los pronósticos son más difíciles porque es cuando la atmósfera siempre es más cambiante. Por este motivo, puede ocurrir de casi todo".

Y este soleano, al que su cofradía recurre los Sábados Santos de incierto pronóstico, tiene su propia opinión sobre la fecha de celebración de la Semana Santa: "A mi me gustan las Semanas Santas que caebn más tarde en el calendario. Es mi opinión como cofrade. Las Semanas Santas de abril son más cálidas la tener más horas de sol. Estar en unas sillas viendo pasar cofradías con sensación de frío no es agradable para nadie".

Maldonado fue clave en 2003 para que el Dulce Nombre fuera la primera en pedir la venia en la Campana. Aquella Semana Santa tuvo un comienzo nefasto. Este meteorólogo estuvo desde Madrid en contacto con la cofradía y analizando la evolución de la atmósfera.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios