La auténtica primera en La Campana

Comentarios 1

UNA cuadrilla de 24 costaleras llevan este Miércoles Santo por La Campana el paso de Nuestro Padre Jesús de la Humildad y Paciencia, anónimo del siglo XVI, acompañado de la Virgen de los Dolores. No es Cuaresma-ficción. En el epicentro de la campiña sevillana, en la agrícola villa de La Campana, la Semana Santa se vive con intensidad desde el mismo Domingo de Ramos. Un total de 2.558 (más de la mitad de la población) campanenses o campaneros, forman parte de alguna de las cinco cofradías que hacen la estación de penitencia.

Nieves Navarro es en rigor la primera en la Campana. La cronista espontánea de una Semana Santa de pueblo a la que va cada Viernes Santo, no sólo por el tirón de las raíces, sino por la aversión de Santos, su marido, a las bullas de la capital. Nieves nació en Sevilla como su hermana Zenaida, la más pequeña. "Amor, la del medio, nació en Carmona porque mi madre no llegó a tiempo". Nieves fue hermana de Nuestro Padre Jesús Nazareno, el primero de los tres titulares que sus paisanos sacan en procesión, con las horas del alba, el Viernes Santo.

El Cristo de la Veracruz de La Campana, que sale el Jueves Santo, es de un discípulo de Martínez Montañés y está datado en 1616, el año que murieron Cervantes y Shakespeare; al Nazareno del Viernes Santo le suceden en las horas siguientes de ese día el Cristo de la Salud y el Santo Entierro. En Sevilla procura no perderse Montesión por Sor Ángela "cuando le cantan las monjas", la Macarena por la Encarnación, el Silencio por Francos o la Paz por el parque de María Luisa. Una educación cofrade, si puede llamarse así, que debe a sus tíos Manuel y Angelita, en especial al primero, cordobés de Montoro. Nieves se vino con tres años del pueblo a Sevilla. En la hagiografía de los tíos encontramos desde la película Mon oncle de Jacques Tati hasta la novela Viajes con mi tía de Graham Greene. Con Manuel y Angelita, la sobrina vivió una película y una novela que tenían el mismo nombre: Sevilla. "Con once años, mi tío me llevó en 1977 a la famosa manifestación reivindicando la autonomía andaluza con mi bandera y mi lazo verdiblanco en el pelo".

Nieves Navarro, periodista de profesión, ve la Semana Santa desde una atalaya muy singular. Con el visto bueno de Monseñor Amigo Vallejo, fue nombrada presidenta para Andalucía del Movimiento Júnior de Acción Católica, en el que presta sus servicios de militancia creyente desde hace 21 años. ¿La Semana Santa es una forma de acción católica? "Depende de cómo lo entienda cada uno". "Me gustan los oficios, la vigilia pascual. Lo bonito de ser creyente no es la cruz, sino que resucita". Es uno de los cuatro nombres propuestos para presidir el Movimiento Júnior a nivel nacional. En Sevilla es responsable de 103 niños entre 7 y 14 años que pertenecen a los barrios de San Diego, Polígono San Pablo y Pío XII y al municipio de Arahal. Y como educadora del movimiento, todos los sábados no festivos del año trabaja con su grupo, formado por cinco niños, una de ellas con parálisis cerebral. Implicada en el compromiso, aprendió el lenguaje de signos para enriquecer sus formas de comunicación.

Le llama la atención el contraste entre la vivencia privada de la fe y esta manifestación externa de la fe que es la Semana Santa. "En general, hay poco compromiso con los demás y miedo al qué dirán. No es frecuente que alguien diga que va a misa, suena raro; sin embargo, presumen de que van a ensayar con su banda de música o con su cuadrilla de costaleros".

Por afinidad familiar, debería ser de los Javieres, la hermandad que sale de la iglesia de Omnium Sanctorum, porque en su casa hay tres Santos: su suegro, gaditano de Alcalá de los Gazules, su marido, aficionado a la caza y a la pesca, y el mayor de sus dos hijos. San Nicolás es el patrono de La Campana y los paisanos de Nieves sacan en romería a la Virgen de Fátima cada 13 de mayo. "Don Eduardo Miura tiene una finca, La Dehesa, entre La Campana y Carmona. Siempre retiraba los toros para que el pueblo celebrase la romería. Cuando terminaba, el Ayuntamiento recogía la basura y volvían los toros. A la muerte de don Eduardo, sus hijos han mantenido esa tradición tan bonita".

Al Movimiento Júnior de Acción Católica no le afecta el nombramiento de Rouco Varela como presidente de la Conferencia Episcopal. Nieves asistió en Huesca al último encuentro nacional de Acción Católica.

Sus tíos, sus sherpas cofrades Manolo y Angelita, ya fallecieron. Es más de Feria que de Semana Santa. "Ya me he comprado el traje en una tienda de Pío XII". Uno de los barrios de procedencia de los niños con los que trabaja. "Nadie supera la fuerza evangelizadora de los niños. No necesitan dar un sermón para dejar la semilla en su entorno".

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios