A 8 euros la hora en los palcos

  • Un trabajador puede ganar más de 1.500 euros durante el mes que dura el montaje de la carrera oficial que comenzó ayer en la Plaza de San Francisco

Comentarios 5

Si alguien está en paro o se encuentra en una situación económica no muy saludable, puede encontrar la solución en el centro neurálgico de la ciudad: la carrera oficial.

Convertida durante años en motivo de debate por su ampliación, gestión y reforma, pocos se han percatado de la rentabilidad laboral que genera, ya que trabajar en el montaje de los palcos supone un ingreso mínimo superior a los 1.500 euros en el mes que queda hasta Semana Santa. Este sueldo es el que paga una de las empresas encargadas del montaje de los palcos a los empleados "de refuerzo" que subcontrata a través de la ETT (empresa de trabajo temporal) Gestem Work.

Por cada hora se pagan 7,87 euros y la formación necesaria que se requiere es experiencia previa en carpintería, albañilería y ferralla. A estos conocimientos hay que añadir un dato casi imprescindible, una más que excelente constitución física (similar a la de cualquier figura de romano de nueva talla).

Vanessa, una de las gerentes de Gestem Work, asegura que aunque algunos de los trabajadores tienen grandes cualidades en el mundo de la carpintería "y el corte del aluminio" sus condiciones físicas son un gran condicionante para llegar hasta el Viernes de Dolores. "Son muchas horas en las que se tienen que acarrear gran cúmulo de hierros, aluminios y tablas, por lo que el desgaste es muy duro si no se tienen unas cualidades corporales idóneas", señala esta responsable.

Algunos resisten todo el mes, otros apenas un día. Lo cierto es que desde que la oferta se anunció antes de Navidad ha recibido 200 solicitudes. De ellas -tras un proceso de selección basado en los criterios antes citados- sólo son elegidas entre ocho y10 personas.

Estos trabajadores se unen durante un mes a la plantilla de la empresa contratada por el Consejo. Serán peones que estarán bajo las órdenes de los oficiales de carpintería, estructura y pintura. Después de Semana Santa vendrá el desmontaje, y concluido éste se abrirá la puerta para un posible empleo indefinido. Así que, a partir de ahora, habrá que ponerle a San Pancracio el peregil con un poco de incienso.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios