Cabildo de toma de horas

Un tercio de las cofradías cambiará sus itinerarios

  • Las catenarias obligarán a modificar el recorrido de cuatro hermandades · La Paz pide que se gestione con los hosteleros su paso por Joaquín Guichot hasta última hora

Comentarios 13

Un total de 28 cofradías cambiarán sus horarios e itinerarios la próxima Semana Santa. De ellas, 21 alterarán sus recorridos, más de un tercio. Así lo ratificó el Cabildo de Toma de Horas celebrado ayer donde las catenarias se convirtieron en las protagonistas. Serán cuatro cofradías las que modificarán sus trayectos para evitar tener que cruzarse en más de una ocasión con el cableado del tranvía.

La Hermandad de la Paz será la primera afectada por las catenarias. La negativa de los hosteleros de Joaquín Guichot -como adelantó Diario de Sevilla- a retirar sus veladores para que la cofradía del Porvernir pasara por esta calle, hará que cruce en sentido diagonal el centro de la Plaza Nueva. Su hermano mayor, José Viota, tomó la palabra en el turno de apelaciones. Lamentó la situación vivida los últimos días y pidió al ayuntamiento que intente gestionar el tránsito de la cofradía por Joaquín Guichot hasta última hora. Una petición que todo hace presagiar que no se pueda cumplir. Aunque Viota expuso que sólo se interrumpiría el servicio de veladores durante una hora y cuarto, la delegada de Fiestas Mayores, Rosamar Prieto, indicó que de salir adelante esta gestión tendría que validarse para las otras tres cofradías que han tenido que modificar su itinerario en esta zona, algo a lo que los hosteleros no estarían dispuestos.

Tras la Paz, las otras tres cofradías que cambiarán sus recorridos para evitar el cruce con las catenarias de la Plaza Nueva son las Aguas, los Estudiantes y la Carretería. Las dos primeras llegarán hasta hasta la Plaza de la Magdalena para retomar desde allí su recorrido habitual. La corporación del Lunes Santo lo hará a partir de Rioja y la universitaria desde O´Donnell. En el caso de esta última, también se verá afectada su salida que la realizará por María de Padilla para continuar por San Fernando. Por su parte, la Carretería cruzará el salón de la Plaza Nueva hasta llegar a la puerta del Ayuntamiento.

Otros cambios sustanciales vienen provocados por la reapertura del Salvador y la vuelta de la Vera-Cruz a su capilla. También destacan los regresos de las hermandades de las Siete Palabras, Montesión y la O. La primera de ellas dejará de pasar por el entorno del Museo, mientras que la segunda no discurrirá por Santa Ángela de la Cruz para hacerlo por Doña María Coronel y Dueñas. La corporación trianera cruzará el puente de San Telmo para volver a su barrio.

La principal novedad en la nómina de la Semana Santa es la incorporación de la cofradía del Polígono de San Pablo al Lunes Santo (de forma provisional). Saldrá a las doce menos cuarto y llegará a la Campana cinco horas después. También la Misión se incorpora como cofradía de Vísperas. Por su parte, la Resurrección volvió a reclamar su ingreso en el Sábado Santo. Esta corporación experimenta grandes modificaciones en su recorrido.

El vicario general, Francisco Ortiz, pidió que para el buen funcionamiento de la Semana Santa se cumplieran los horarios con exactitud. En este mimso sentido se expresó el presidente del Consejo, Manuel Román, quien aprovechó su comparecencia para despedirse oficialmente tras ocho años de mandato. Por su parte, Rosamar Prieto, en su primer Cabildo de Toma de Horas, dejó clara la plena colaboración del ayuntamiento en la organización de la Semana Santa.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios