La AIE aplaza el macrocrédito hasta su conversión en corporación pública

  • El préstamo puente de 60 millones que cumplía ahora se ha refinanciado a 7 años

Comentarios 0

El macrocrédito que por valor de 283 millones de euros tenía previsto pedir la Agrupación de Interés Económico del Ayuntamiento en el anterior mandato bajo la batuta de Fernando Martínez Salcedo está aún en espera. Lo dijo ayer Manuel Marchena, que explicó que el Consistorio ha optado por refinanciar el crédito puente de 60 millones de euros para inversiones, ya empleados, que se había solicitado como anticipo de la operación crediticia global y vincular la segunda petición de fondos a la reconversión en corporación pública de la AIE, lo que dependerá de la negociación que mantienen los socios de gobierno.

Marchena adujo que esta solución jurídica garantizaría "menores tensiones", ya que el crédito global no computaría como deuda municipal sino sobre una corporación que, destacó el responsable, "es la octava entidad económica del área metropolitana de Sevilla, con experiencia y solvencia para poder responder al préstamo".

El plazo de amortización del crédito puente finalizaba el próximo 4 de febrero y se ha refinanciado a siete años con el BSCH, moratoria que servirá para que el gobierno local cree la "arquitectura jurídica de la corporación pública municipal" para encarar "con mayor solvencia, mayor solidez y más capacidad inversora el macrocrédito.

Los plazos de la conversión en corporación, según Marchena, "no tienen por qué ser dilatados", ya que no precisa de la autorización de la Junta de Andalucía. Además, subrayó que las inversiones "no peligrarán" por el nuevo aplazamiento del macrocrédito, ya que aseguró que se recurrirá a otras líneas atípicas de financiación. Como ejemplo, citó que Emasesa sufragará el II Plan de Barrios gracias al canon que pagan los usuarios en su factura del agua.

Por su parte, el grupo popular del Ayuntamiento consideró que lo único que saca en claro de la nueva estrategia es que la deuda del Consistorio "la tendrán que pagar dos generaciones de sevillanos". Gregorio Serrano tildó la gestión del macrocrédito de ser "un completo despropósito que nos ha costado, y nos seguirá costando, cientos de miles de euros debido a la incompetencia y a los malabarismos financieros que han presidido este asunto".

Serrano instó al alcalde a que explicar las verdaderas causas de conversión de la AIE en un "holding público empresarial", porque los sevillanos, dijo, "ya estamos muy escarmentados con la creación de chiringuitos para colocar amigotes suyos, con sueldos que nunca soñaron cobrar".

más noticias de SEVILLA Ir a la sección Sevilla »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios