Ángel de la guarda del corazón infantil

  • Cirujano cardiaco pediátricoPionero de la cirugía cardiaca pediátrica, ha intervenido a más de 3.500 niños, además de innovar numerosas técnicas, por lo que ayer recibió un merecido homenaje en el hospital Virgen del Rocío.

Comentarios 1

"He hecho todo lo que he podido por los pacientes que me han encomendado. Han sido 38 años entregados en cuerpo y alma al servicio del paciente", con estas palabras el Doctor Mauro Gil-Fournier (1943, Burgos) resumía brevemente su paso por el complejo hospitalario. Una carrera que comenzó en Hospitales Universitarios Virgen del Rocío en 1970 y que ayer se reconoció por su impecable trabajo en un acto celebrado entre profesionales del mundo de la cirugía cardiaca, familiares y amigos. Maestro y uno de los pioneros de la cirugía cardiaca pediatra, realizó la primera intervención (Tetralogía de Fallot) de cirugía cardiaca infantil en el Virgen del Rocío en 1978. Desde entonces, ha realizado más de 3.500 intervenciones, 1.300 a través de cirugía cardiaca cerrada y el resto mediante la cirugía con circulación extracorporea. Entre los muchos logros de este innovador que siempre ha destacado por su afán investigador, está la realización con el equipo vascular del primer trasplante renal de Sevilla (1978); el primer trasplante cardiaco (1991); el primer trasplante cardiaco con la técnica del Cava-Cava (1997); una intervención (1994) de 18 horas en las que separó a dos gemelos con un solo corazón... Además, es 0pionero en tratamientos y técnicas -cardiopatías congénitas, operación de Ross, de Fontan...- que han salvado y mejorado la calidad de vida de miles de niños.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios