El Ayuntamiento atribuye a un "error" la orden para quitar puntos

  • Un "salto de línea" en el procesador de textos por parte de un funcionario de Movilidad trastocó las sanciones propuestas para las infracciones leves

Comentarios 9

Todo fue un "error" burocrático cometido por un funcionario de la Delegación municipal de Movilidad. Un día después de que este periódico informara de que el Consistorio quería quitar los puntos del carné por las infracciones cometidas en la zona azul, de acuerdo con la norma aprobada por el Pleno municipal sobre la graduación de sanciones de tráfico y que ha sido denunciada por el Sindicato Profesional de Policías Municipales de España (Sppme), la Delegación de Movilidad sostiene que el catálogo incluye más de un centenar de deficiencias debido un error de un funcionario.

El equívoco se produjo, según fuentes de este departamento, porque el empleado encargado de transcribir el catálogo de infracciones y la sanción correspondiente sufrió un "salto de línea" involuntario en el procesador de textos que usaba, lo que trastocó toda la normativa elevada al Pleno municipal y provocó que se aprobara la aplicación de la retirada de entre dos y seis puntos para infracciones leves, que sólo acarrean una pequeña sanción económica. Entre los errores más sonados se encontraba la retirada de dos puntos por estacionar en zona azul con un tícket manipulado y de tres puntos por usar una tarjeta de residente de otro coche.

El catálogo aprobado por el Pleno municipal el 19 de octubre y publicado en el Boletín Oficial de la Provincia (BOP), también quitaba puntos por aparcar en zonas de carga y descarga, o a los ciclistas por estacionar en zona azul, cuando paradójicamente muchos de los usuarios no tienen ni siquiera permiso, como ocurre con los niños. La norma incluía otros errores evidentes que derivaban en la pérdida de puntos, como, por ejemplo, no llevar elementos reflectantes en las bicicletas o sancionar al "pasajero" de un turismo que no llevase bien abrochado el cinturón, cuando la ley sólo prevé esta posible sanción en el caso de que la infracción la cometa el propio conductor del automóvil.

Las fuentes consultadas de la Delegación municipal de Movilidad precisaron que el Ayuntamiento en ningún caso tenía intención de quitar puntos por infracciones leves, en contra de lo que ha manifestado el presidente del Sppme, Manuel Bustelo, que ha acusado al Ayuntamiento de "interpretar la ley a su manera". Desde el Consistorio apuntan que la competencia en materia de infracciones de tráfico corresponde a la Administración estatal, que no obstante deja cierto "ámbito de intervención" a las corporaciones locales para poder graduar el importe pecuniario de las sanciones, pero nunca en lo referente a los puntos del permiso.

La inclusión de los puntos en la normativa municipal se produjo a instancias de la Policía Local, que quería que se incluyera este aspecto de manera pareja a la sanción económica. La norma fue aprobada en octubre pasado, pero se trata, según estas fuentes, de una "aprobación inicial", a la que sigue un plazo de exposición pública y de alegaciones para concluir con su ratificación definitiva por el mismo órgano: el Pleno municipal. En este contexto, actualmente permanece abierto el plazo de alegaciones, que finaliza el día 24, por lo que desde la delegación se quiso aclarar que los errores se "rectificarán" y además se incorporarán algunas sugerencias y la reciente reforma que entró en vigor en diciembre pasado y que endurece las posibles penas para determinadas conductas temerarias al volante.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios