El Consistorio peatonalizará el entorno de la Plaza de España

  • Eliminará tráfico y aparcamiento en la avenida Isabel la Católica para integrar el monumento en el parque María Luisa · El proyecto contempla 5 nuevas cancelas

Comentarios 9

El gobierno local de Sevilla abandera la idea de integrar la Plaza de España en el Parque de María Luisa tal y como Aníbal González concibió este espacio para la celebración de la Exposición Iberoamericana de 1929, una iniciativa que ya ha sido plasmada en un documento técnico por la delegación de Parques y Jardines y que implicará el cierre al tráfico de la avenida de Isabel Católica que separa este conjunto monumental de la masa verde del parque, así como la eliminación de toda la banda de aparcamiento de vehículos oficiales y privados y el estacionamiento de autobuses turísticos en la zona.

Eva Patricia Bueno (PSOE), responsable de este departamento, avanzó ayer que el documento técnico plantea la eliminación de la verja actual de la Plaza de España -instalada por el Consistorio en el año 1994- y unir así esta emblemática zona con el parque mediante el ajardinamiento de la avenida Isabel la Católica con paseos de albero, rosaledas y árboles de mediano porte, tal y como fue inaugurada en 1929.

Este cambio en el viario interno del parque debe aún ser consensuado con las delegaciones de Movilidad y Urbanismo para buscar alternativas a la masa de vehículos que, a diario, estacionan ante la Plaza de España, y que superan los varios centenares de plazas. Bueno indicó que el gobierno tiene en proyecto la construcción de un gran parking bajo la pasarela que incluso afecta a parte del parque del Prado, lo que daría una alternativa a la eliminación de la banda de aparcamientos.

No obstante, Bueno espera ejecutar este proyecto en 2009, ejercicio en el que contará con consignación presupuestaria para el ajardinamiento de la zona (240.000 euros) y también para el cerramiento perimetral de la Plaza de España y las cancelas que bloquearán el paso de vehículos en las calles del entorno, cuyo coste está por definir.

Con un plazo de ejecución de entre 10 y 12 meses, la integración de la Plaza de España al parque contempla la instalación de cinco cancelas como nuevos accesos peatonales a la altura del restaurante La Raza (Glorieta de San Diego), en la vía de acceso desde la Avenida de Portugal, en el acceso por la Avenida Nicolás Alpériz, en un tramo de ésta que da a la Borbolla y en la glorieta del Colegio España. Además de estas nuevas puertas, el perímetro de la Plaza de España será vallado para evitar el acceso peatonal al monumento tras el cierre del parque.

Este cambio "convertirá la Plaza de España en el elemento arquitectónico principal del parque", en palabras de la delegada, que justificó la actuación por cuestiones de seguridad y también de lucha contra el vandalismo que afecta en especial al monumento.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios