Contsa convoca a 1.200 inversores para negociar un plan de reintegros

  • El presidente de la inmobiliaria comparecerá esta tarde en el hotel Al-Andalus para explicar el motivo de la suspensión de pagos, que solventará con la venta de activos

Comentarios 1

José Salas Burzón, presidente de la inmobiliaria Contsa, en suspensión de pagos, ha convocado hoy en asamblea a los aproximadamente 1.200 inversores que le confiaron entre 6.000 y 200.000 euros cada uno para explicarles la situación de sus ahorros. Salas ha anunciado que posteriormente informará en rueda de prensa "sobre el contenido de la reunión, en aras de una mayor claridad y difusión del plan de actuación a seguir en la empresa, para explicar la situación y ofrecer soluciones".

La reunión se celebrará en el hotel Al Andalus de Sevilla a las 19.00 horas y a la misma tienen previsto asistir varios abogados, con poderes para intervenir en nombre de sus clientes. El montante de las inversiones puede superar los 60 millones de euros.

La empresa anunció el pasado 11 de febrero su suspensión de pagos, que atribuyó a la crisis que sufre el sector inmobiliario a nivel nacional. Según han dicho a Efe fuentes de los inversores, Contsa tenía suscritos con ellos dos tipos de contratos: de inversores y de accionistas, estos últimos con acciones de 100 euros cada una.

La mayoría de los afectados son pequeños ahorradores que confiaron a Contsa entre 6.000 y 30.000 euros, si bien Efe tiene constancia de dos personas que tienen invertidos 600.000 euros.

Los primeros inversores afectados dejaron de cobrar los intereses prometidos en octubre de 2007, han añadido las fuentes.

Entre tanto, el juzgado de lo Mercantil de Sevilla aceptó el pasado 22 de febrero la suspensión de pagos y nombró como administradores judiciales a un economista, un abogado y un tercer administrador que designarán los acreedores.

Junto a esta vertiente ante el juzgado mercantil, dos inversores han denunciado a la empresa por la vía penal por presuntos delitos de estafa y apropiación indebida y ya han acudido a declarar ante el juzgado de instrucción 17 de Sevilla, si bien un tercer inversor, también citado, no acudió a ratificar su demanda pese a que presuntamente entregó a Contsa 600.000 euros.

El propio presidente de la inmobiliaria está citado como imputado ante la juez el próximo día 7, al igual que F.L., un apoderado de la empresa que firmó el contrato con uno de los denunciantes.

La mayoría de los inversores, sin embargo, han dado un voto de confianza a la empresa pues consideran que dispone de activo suficiente para hacer frente a las deudas, según se desprende de las intervenciones en su foro de internet. José Salas aseguró que "si se dan los condicionantes favorables", en cuanto a "una mejora" del mercado inmobiliario, a que los clientes tengan "paciencia" y a un "buen trabajo" por parte de la empresa, "en un año" esta sociedad podrá entregar cantidades a cuenta a sus inversores mediante la venta de algunos de sus activos. Salas aseveró que "contamos como principal baza nuestro patrimonio y que el tiempo juega a nuestro favor, puesto que nuestro activo es muy superior al pasivo", de forma que precisó "hay casi 30 millones de euros diferencia entre los 80 millones en activos y los 54 millones de pasivo".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios