C's dice que "lo ridículo" es que Espadas responda con "falsos argumentos" por el caso Carretero

  • Millán lamenta que la respuesta del alcalde a la petición de dimisión de Cabrera haya sido una "descalificación".

Comentarios 1

Javier Millán ha afirmado que "lo ridículo, absurdo y preocupante" no es su petición de que dimita el concejal delegado de Fiestas Mayores, Juan Carlos Cabrera (PSOE), tal como afirmaba el miércoles el alcalde, Juan Espadas, sino el que el gobierno local "responda con falsos argumentos" ante lo que denomina como caso Carretero.

A través de un comunicado, el portavoz de Ciudadanos (C's) en el Ayuntamiento indica que el PSOE ha "descalificado" a su formación "sin argumento ninguno la más que lógica" petición de dimisión de Cabrera. Así, considera una "una irresponsabilidad manifiesta por parte de un alcalde y un delegado de una ciudad tan importante como Sevilla, tratar de confundir a la opinión pública y agravar su error atacando sin argumentos ningunos a un grupo que, con todos los fundamentos y rigor, pide responsabilidades administrativas y políticas ante un gravísimo caso de presunta corrupción".

Desde Ciudadanos se ve "inaudito" que el gobierno local "no sepa o no quiera" diferenciar la responsabilidad disciplinaria de la penal, "dos vías totalmente distintas y complementarias", a la par que califica las explicaciones de los socialistas de "un sinsentido tanto desde el punto de vista jurídico como político". La formación naranja deja claro que abrir un expediente disciplinario "no vulnera la presunción de inocencia" y alerta de que "es obligación de un responsable público apartar de sus funciones a un funcionario cuando estamos hablando de algo tan grave como indicios de malversación y prevaricación", ya que los funcionarios "tiene un régimen disciplinario al que deben acogerse, al margen de que se le condene o no si los hechos son penalmente relevantes". "Tenemos un informe de Intervención advirtiendo de irregularidades en las que se ha prescindido totalmente del procedimiento y con perjuicios económicos para el dinero de todos los sevillanos, y un informe de Fiscalía en el mismo sentido", agrega Millán, que se pregunta "cómo pueden mantener al funcionario responsable en su sitio, cuando lo que procede es tomar medidas cautelares y apartarlo para evitar mayores perjuicios".

Además, indica que "la teoría del gobierno del PSOE se desmonta cuando"sin mediar causa penal alguna se ha abierto expediente disciplinario precisamente contra el funcionario que denunció ante intervención las irregularidades de Carretero". Considera "inadmisible" que haya que esperar al juez para acometer una "falta disciplinaria en el ejercicio de la función pública y encima presumir de ello". Ciudadanos, además, pone ejemplos de otros ayuntamientos donde sí se aplicó el régimen disciplinario. Así, enumera casos como el del Ayuntamiento de Valencia, "donde personal relacionado con la trama de blanqueo se encuentra suspendido de empleo y sueldo hasta que el juez se pronuncie sobre los hechos"; el del Ayuntamiento de Granada, donde se "abre expediente a un letrado municipal mientras es investigado por presunta estafa"; o el del Ayuntamiento de Marbella, donde se "abrió expediente disciplinario y se suspendió de empleo y sueldo en 2006 al Jefe de la Policía Local, que posteriormente fue condenado".

Ante todo esto, Millán reitera la petición de dimisión de Cabrera y exige al alcalde que "actúe como le corresponde al máximo responsable público en Sevilla, deje de mirar para otro lado y dé la cara con explicaciones claras a los sevillanos". 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios