El Defensor del Paciente lleva al juzgado la muerte de una mujer en Urgencias

  • La paciente, de 84 años, falleció en el hospital Macarena tras pasar 36 horas en una sala de espera.

Comentarios 24

La organización El Defensor del Paciente ha denunciado en los juzgados de Instrucción de Sevilla la muerte de una mujer de 84 años en la sala de espera del servicio de Urgencias del Hospital Universitario Virgen Macarena. La denuncia se ha presentado por denegación de auxilio y por homicidio por imprudencia, según informó El Defensor del Paciente en un comunicado. 

La mujer fallecida, Concepción Fuenmayor, con antecedentes por cardiopatía hipertensiva, acudió a Urgencias con síntomas de asfixia en ambulancia a las 22:30 del 6 de enero por un cuadro de disnea y edemas. A medida que transcurrían las horas, la señora iba encontrándose peor, hasta el punto de que en la historia clínica, realizada tras una RX y una analítica alterada, se consignó "deterioro del estado general, disnea, sudoración, edema con fóvea hasta las rodillas, soplo en foco aórtico". 

Pese a ello, añaden los denunciantes, la paciente siguió en espera de ingreso en observación, no se le atendió ni trató y no fue ingresada. La mujer estuvo empeorando toda la madrugada del día 17 de enero de 2013 y esperando una cama "mientras agonizaba en un servicio de Urgencias masificado". Casi a las diez de la mañana, doce horas después de llegar al hospital y cuando la mujer perdió la conciencia, los médicos se la llevaron, aunque falleció después, precisa la denuncia, en la que se asegura que la paciente murió sin ser atendida en un masificado servicio de Urgencias y con camillas por los pasillos. 

La organización recuerda que diversos sindicatos se hicieron eco de la situación vivida en el área de Urgencias del Macarena en esas fechas. "Desde El Defensor del Paciente mostramos una gran preocupación por el mal funcionamiento de los servicios de Urgencias en periodos vacacionales, máxime en esta época de recortes en servicios básicos", añade el comunicado. "La tremenda asiduidad con la que se están produciendo en hospitales públicos en los últimos meses fallecimientos de pacientes en los servicios de Urgencias sin ser atendidos, motiva que desde El Defensor del Paciente se esté denunciando los hechos, antes las distintas fiscalías, o directamente en los juzgados como es el presente caso", concluye la nota de prensa. 

Rosario Casas, la nieta de la mujer fallecida, se mostró ayer satisfecha con la denuncia presentada por El Defensor del Paciente, que se puso en contacto con la familia tras la muerte de su abuela y se ofreció a llevar el caso a los tribunales. Esta familiar de Concepción Fuenmayor explicó que la familia no dispone de los recursos económicos necesarios para poder afrontar una batalla judicial contra el Servicio Andaluz de Salud, por lo que agradeció a la organización que lucha contra las negligencias médicas que haya puesto el caso en manos de sus servicios jurídicos. "Nosotros nos hemos dedicado a pedir todos los informes y pruebas que se le hicieron a mi abuela. Incluso tenemos la llamada telefónica que hicimos para que viniera la ambulancia", apuntó Rosario Casas, que lamentó haber olvidado tras la muerte de su abuela solicitar que se le practicara la autopsia. 

"Ahora tendríamos que pedir una prueba pericial, que conlleva un coste demasiado elevado para nosotros". La nieta de la víctima expuso que la familia no busca una indemnización con esta denuncia, sino que ninguna persona vuelva a fallecer sin ser atendida en una sala de espera de un hospital. "El caso de mi abuela debe conocerse, sobre todo por mi madre, que aún se siente culpable", dice.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios