Detenidas 25 personas por tráfico de drogas el mismo fin de semana

  • La Policía completa en tres días otras tantas operaciones contra el narcotráfico en Palmete, Rochelambert y Dos Hermanas y desmantela dos organizaciones

La Policía Nacional detuvo a 25 personas en tres operaciones antidroga desarrolladas en Sevilla durante el pasado fin de semana. El más importante de estos tres golpes a las redes organizadas de narcotraficantes tuvo como escenario la barriada de Cerro Blanco, en Dos Hermanas, municipio que en los últimos años se ha convertido en un referente del tráfico de heroína a nivel nacional. Las otras dos operaciones policiales se llevaron a cabo en Sevilla capital, concretamente en los barrios de Palmete y Rochelambert.

La primera de estas intervenciones fue precisamente la de Palmete, donde el pasado viernes se desmanteló un punto de venta de hachís y cocaína que estaba situado en un bar del barrio. Aquí fueron detenidas ocho personas, entre ellas el propietario del negocio que servía como tapadera, que era además vendedor de cocaína y principal depositario de la droga. Los otros siete detenidos son colaboradores y entre ellos están varios vendedores de hachís y cocaína, los encargados de realizar las labores de vigilancia en las puertas del bar para avisar de la llegada de la Policía y la compañera sentimental del cabecilla de esta banda.

La Policía detectó desde el mes anterior que había gran afluencia de personas a este bar a determinadas horas del día, que estas personas sólo permanecían dentro del local unos segundos tras haber adquirido un paquete pequeño en la misma barra del bar, y que había varios jóvenes siempre en la puerta para detectar una posible presencia policial.

Todo esto llevó a la Policía a la certeza de que en este negocio se traficaba con droga. El viernes los agentes entraron en el bar e intervinieron 250 gramos de cocaína, dos kilos de cafeína para cortar la droga, 82 gramos de hachís, dos pistolas y 14.000 euros. La cocaína estaba envuelta en paquetes de tabaco y era almacenada en una vivienda cercana, mientras que la venta del hachís la llevaba aparte otro de los arrestados.

Ese mismo viernes se puso en marcha la operación de Dos Hermanas, que acabó con 14 detenidos en la barriada de Cerro Blanco. La mayoría de ellos pertenece a una familia de Linares que se había asentado en este punto de Dos Hermanas, posiblemente huyendo después de que algunos de sus miembros estuvieran implicados en un homicidio. Uno de los integrantes de este clan compraba la droga en las Tres Mil Viviendas y la vendía luego en dos casas de Cerro Blanco. La Policía intervino aquí un kilogramo de cocaína en roca y heroína, útiles de pesaje y embalaje de la droga, armas blancas y tres vehículos de alta gama.

La última operación policial es la más reciente, de la madrugada del domingo al lunes, y se desarrolló en Rochelambert. Un patrullero detectó a un joven con un comportamiento extraño en la calle, los agentes se acercaron a él para identificarlo y éste dijo que acababa de ser víctima de un delito. Aseguró que dos hombres habían entrado en su casa por la fuerza y uno de ellos le había puesto una pistola en el vientre y el otro un cuchillo en la rodilla mientras le preguntaban dónde escondía la droga. Le amenazaron y le causaron lesiones leves.

La Policía acudió al piso y comprobó que todo estaba revuelto. El joven que pidió ayuda se dedicaba a la venta de drogas a pequeña escala y los dos asaltantes -uno de ellos cuñado suyo- habían ido a robarle la mercancía. La Policía detuvo a los tres y encontró en la casa 163 bellotas de hachís y una pistola simulada.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios