Disparidad de opiniones entre los trabajadores

  • Algunos usuarios de Cartuja 93 tildan de "poco oportuna" la nueva ubicación, a otros le es indiferente y otros la censuran

Comentarios 5

La ubicación de la mezquita en un solar del parque tecnológico Cartuja 93 está sujeta a las opiniones más dispares entre los trabajadores de la zona. La mayoría muestra respeto ante el proyecto en sí de construir un templo musulmán, pero tachan de "poco oportuno" que el parque tecnológico se convierta en la sede de un centro religioso.

Los que trabajan en Cartuja 93 se quejan de las dificultades para encontrar un aparcamiento y creen que la situación empeorará con la construcción de una mezquita pensada para dar servicio a los 7.500 fieles de la ciudad. Son pocas las calles en el parque tecnológico que no tienen dos filas de coches aparcados. Y la situación será aún peor cuando comiencen las obras del centro religioso porque se ejecutarán en una parcela utilizada actualmente como aparcamiento público. "¿Dónde aparcaremos entonces?", se preguntan varios usuarios.

Alfonso Macías trabaja en la isla de La Cartuja desde 1989 en una empresa dedicada al mantenimiento de edificios. Como gran conocedor de este parque tecnológico, Macías considera que "la tendencia de la sociedad es multicultural" y por ello "aprueba la construcción de la mezquita" y recuerda que en La Cartuja se encuentra el Consulado marroquí y el Pabellón de Marruecos. Ahora bien, este trabajador considera que un parque empresarial es un "lugar muy poco oportuno para albergar una mezquita o una iglesia, o cualquier tipo de centro religioso". Es también la opinión de su compañero de café, Sebastián Medina, que añade no tener nada en contra del proyecto, en principio, siempre que respete el entorno que lo acogerá.

Celine, una joven artesana que estudia japonés en La Cartuja, profundiza en la necesidad de exigir el respeto del proyecto con el entorno. Tras residir en varios países y en diversos puntos de España, la principal enseñanza que Celine destaca para una integración efectiva se traduce en el refrán "donde fueras, haz lo que vieras". "Quiere decir que el extranjero tiene que respetar los ritmos y la cultura del país en el que reside. La adaptación al entorno es lo principal para la integración", afirma esta joven francesa como extranjera que ahora vive en Sevilla, cuando se refiere al proyecto de la mezquita.

Entre los trabajadores que se muestran disconformes con el templo musulmán se encuentran Francisco Román, José María Prieto y Daniel Moreno, que también trabajan en el parque empresarial de La Cartuja. Los tres tienen opiniones idénticas y rechazan frontalmente el proyecto porque consideran que provocará una situación de inseguridad en la zona.

También hay quien se muestra neutral ante la creación de un centro religioso en La Cartuja. "La mezquita no me afectará en nada, ni en seguridad, ni en tráfico, ni en aparcamiento, ni en nada", comenta Fernando García, trabajador de Jazztel. Su compañero, Daniel Ramos, asiente para confirmar que su opinión es muy similar. Es más, en un debate abierto sobre la idoneidad de la nueva ubicación, tanto Daniel como Fernando consideran como "la mejor solución" el solar escogido en La Cartuja, porque "está alejado de edificios de viviendas y por lo tanto no afectará a vecinos como ocurrió en Los Bermejales".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios