política

El vodevil de los Presupuestos

  • Beltrán Pérez pugna por el acuerdo con el PSOE y Millán arremete contra el PP

  • Espadas se mantiene prudente para garantizarse dos posibles apoyos

Javier Millán, Juan Espadas y Beltrán Pérez. Javier Millán, Juan Espadas y Beltrán Pérez.

Javier Millán, Juan Espadas y Beltrán Pérez. / D.S.

Una obra de teatro. La negociación de los Presupuestos de 2018 se ha convertido en un vodevil en el que cada partido -y especialmente sus portavoces- interpretan un papel en función de los intereses de sus siglas y con las miras puestas en el año y medio de marcado carácter electoral que queda hasta los comicios de 2019. Una función en la que los protagonistas pugnan por dejar su huella y peso en la aprobación de las cuentas municipales.

La escena se desarrolló en la junta de portavoces celebrada este jueves. En ella se informó al grupo popular de que el presupuesto alternativo presentado a finales de 2017 no tiene "encaje legal" en el procedimiento de aprobación de las cuentas locales. El alcalde aclaró que se trata de una cuestión formal, "no de fondo". "Los cinco grupos municipales acordaron el año pasado que los Presupuestos se negociarían mediante enmiendas. La Secretaría y la Intervención entienden que el texto político presentado por el PP no se puede tramitar", refirió Espadas, que apremió al principal partido de la oposición a "consensuar" con el secretario y el interventor la manera en que dicho documento pueda incluirse en el trámite aprobado.

"A partir de ahí negociaremos". Ésta es la coletilla que el regidor puso a su declaración sobre lo ocurrido en la junta de portavoces. Una postura con la que ni quita ni otorga la razón a los dos partidos que pugnan por la hegemonía del centroderecha: PP y Ciudadanos. Las dos formaciones que se disputan la alianza con el PSOE para sacar adelante los Presupuestos. Con esta postura, Espadas desempeña el papel de la corrección política. Lo deja todo en manos de los garantes de la legalidad sin decantarse por uno u otro partido, con lo que evita espantar dos apoyos estratégicos para los Presupuestos.

Pero, ¿hasta qué punto es cierto el interés de ambos partidos de la oposición por aprobar las cuentas? El PP, por ahora, no da marcha atrás en su presupuesto alternativo. Defiende que se trata de una enmienda total al proyecto dado a conocer por Espadas. Los populares se escudan en que aún no han recibido ningún informe de la Secretaría o de la Intervención General que invalide como enmienda el documento presentado en el registro el 28 de diciembre.

Se apoyan, para ello, en que el propio PSOE o incluso las marcas blancas de Podemos han recurrido a fórmulas similares en otros ayuntamientos para acordar los Presupuestos. A ello añaden que la negociación "histórica" entre socialistas y populares marcha "bien" y reiteran una expresión que se ha vuelto recurrente estos días en boca de los ediles del PP: "Hay voluntad política".

Eso sí, ante cualquier revés que pudiera surgir, el portavoz de este partido, Beltrán Pérez, (uno de los protagonistas clave de la negociación), ya le ha encendido la luz roja al regidor hispalense: "Si Espadas está detrás de las argucias para impedir el acuerdo, le estará haciendo un mal favor a la ciudad y demostrará que su intención de dialogar es una mera impostura". El principal aspirante a ser candidato del PP a la Alcaldía evidencia con esta reacción su intención de llegar a un acuerdo y de ser la oposición "útil" que la capital andaluza necesita. Si finalmente la negociación fracasa, no será por culpa de él, sino que habrá que buscar la responsabilidad en otros actores. Gana mucho con la propuesta y no pierde nada.

También en esta pugna resulta fundamental que se valide el presupuesto alternativo, lo que supone recorrer muchos metros en su carrera a ser designado candidato popular para los comicios de la primavera del próximo año.

Frente a él se encuentra el portavoz de C's, Javier Millán, quien estos días defiende el papel del que ha hecho gala los dos últimos años, esto es, ser la figura clave para la aprobación de los presupuestos. Su protagonismo en las cuentas municipales le ha otorgado a él y a su partido un peso político incuestionable en la Plaza Nueva durante un periodo en el que la formación que hasta ahora lideraba sola el centroderecha sevillano vivía una lucha interna tras la marcha de Zoido a Madrid.

Millán sacaba este jueves la artillería tras la junta de portavoces, en la que -según afirmaba- se había "certificado" que la propuesta del PP carece de "base legal" y es una "mera extravagancia" frente al proyecto del gobierno local y de la formación naranja. El portavoz de C's no está dispuesto a perder protagonismo. Mucho menos en un contexto nacional en el que su partido empieza a disputarle al PP la hegemonía de la derecha tras el éxito de Arrimadas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios