El nuevo recinto de la Feria duplicará los espacios para peatones y caballos

  • El diseño seleccionado por el Ayuntamiento contempla una ampliación de 259 módulos para casetas · Al otro lado del río se ubicará la calle del infierno, que quedará conectada con dos pasarelas peatonales

Comentarios 8

El Ayuntamiento de Sevilla ya tiene decidido el diseño del nuevo recinto que a partir del año 2010 albergará la nueva Feria de Abril, que estará situada en el Charco de la Pava, enmarcada en el proyecto de recuperación de la margen izquierda del río Guadalquivir que se incluye en el convenio entre el Consistorio hispalense y la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir (CHG). La nueva Feria contará con unas 200 casetas más y, especialmente, supondrá un incremento muy importante de los espacios libres, tanto del acerado de albero como de las calzadas, que incluso contarán con medianas.

El nuevo recinto ferial tendrá dos espacios independientes, separados por el cauce vivo del río Guadalquivir, que no obstante estarán conectados por sendas pasarelas peatonales. En la primera zona de la margen izquierda del río -la más cercana a Triana- estará situado el real de la Feria, mientras que en la margen derecha -en la zona del Aljarafe, aunque aún en el término municipal de Sevilla- estarán situados el parque de atracciones y las viviendas y aparcamientos para los feriantes.

La propuesta seleccionada por el Ayuntamiento de entre las diferentes opciones presentadas plantea la utilización de prácticamente toda la franja del Charco de la Pava, que va desde el acceso a la ciudad a través de Puerto Triana hasta el cortijo situado en los bajos del puente Reina Sofía. En total, 462.795 metros cuadrados repartidos entre la superficie para las manzanas de casetas, los acerados de albero, las calzadas pavimentadas y las medianas de las calles. Prácticamente el doble de la superficie del recinto ferial que todavía se utiliza en Los Remedios, que asciende a 238.813 metros cuadrados, según los propios datos del Consistorio hispalense.

Al margen esta separación física -a través del Guadalquivir- entre la zona de casetas y la de la calle del infierno, el nuevo recinto ferial tiene dos características principales. Por un lado, permitirá una importante ampliación del número de módulos que albergarán las casetas. La nueva Feria de Abril tendrá 1.617 módulos, 259 más que en la actualidad (1.358), aunque la intención del Ayuntamiento es que el número de nuevas casetas esté en torno a las 200.

La segunda característica importante del nuevo recinto es el gran incremento que experimentarán los espacios libres, que en algunos casos también llegan a triplicarse. Así, por ejemplo, los 69.851 metros cuadrados que ocupan los acerados de albero en el recinto de Los Remedios pasarán a 137.292 metros en el Charco de la Pava, que servirán para evitar las situaciones de masificación que se producen por las calles del real en momentos puntuales de la semana, sobre todo durante el fin de semana o festivos.

En la misma línea también puede ser muy efectiva la ampliación de la superficie destinada a la calzada, dado que permitiría una mayor holgura en la circulación de los coches de caballos. El proyecto seleccionado por el Ayuntamiento contempla un total de 128.688 metros cuadrados para las carreteras del recinto, frente a los 45.760 metros actuales. Prácticamente habrá el triple de superficie para caballistas y cocheros y, posiblemente, se podrá eliminar el sistema de numerus clausus al que ha obligado el Ayuntamiento a los coches de caballos con el fin de limitar la asistencia y evitar los problemas de grandes concentraciones. El recinto para las atracciones permanecerá exactamente igual, con 75.400 metros cuadrados, aunque sí se ampliará la superficie para las viviendas y aparcamientos de los feriantes.

La nueva Feria de Abril contará con una única portada que estará situada -a diferencia de lo que ocurre en la actualidad- en el centro del real, a la altura de la avenida de Coria, y las más de 1.200 casetas estarán dispuestas a lo largo de 16 calles, 5 paralelas al cauce del río -las más largas- y 11 perpendiculares a la lámina de agua. Además de los dos accesos a través de las pasarelas peatonales, la Feria tendrá otros cuatro: los dos que tiene ahora cuando funciona el aparcamiento y otros dos en la carretera del Muro de Defensa.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios