Polémica

El alcalde de Granada pide disculpas a Sevilla y Córdoba por emplazar a los jóvenes a hacer botellón allí

  • Torres Hurtado asegura que se le malinterpretó cuando instó a los 'botelloneros' a que también bebiesen en la Feria de Abril o en los patios cordobeses.

Comentarios 3

El alcalde de Granada, José Torres Hurtado, se ha disculpado hoy con Córdoba y Sevilla por sus declaraciones en las que emplazaba a los jóvenes a celebrar botellones en Los Patios o en la Feria de Abril en lugar de en las Cruces de Granada, aunque ha considerado que se le "malinterpretó".

Con anterioridad, la alcaldesa de Córdoba, Rosa Aguilar ya había pedido a Torres Hurtado que rectificase y pidiese disculpas por sus declaraciones

El alcalde ha declarado hoy a los periodistas que dichas manifestaciones hacían referencia a que en Andalucía "hay fiestas muy tradicionales que hay que preservar", y puso como ejemplo Los Patios de Córdoba o la Feria de Sevilla porque tienen "transcendencia" fuera de nuestras fronteras, "al igual que las Cruces de Granada".

En este sentido, ha considerado que al igual que los jóvenes respetan las fiestas celebradas en otros puntos de Andalucía, deberían hacerlo también con las Cruces de Granada, que se celebrarán este fin de semana.

El regidor municipal ha invitado a los jóvenes a venir a Granada para las Cruces y divertirse en los bares, las terrazas y las discotecas, lo que permitirá además dejar ingresos a los hoteleros y restauradores.

Asimismo, ha recordado que la zona habilitada en Granada para consumir alcohol, el botellódromo, "está pensada para una capacidad concreta", mientras que la "reiterada" convocatoria por internet pretende atraer a más personas, quienes "no podrán ser atendidas en caso de que ocurran desgracias".

"No está hecho para que organizaciones y personas exteriores intenten traer a todo el mundo para consumir alcohol, con el objetivo de perturbar la tranquilidad y el desarrollo de las fiestas", ha añadido.

Por este motivo, el Ayuntamiento de Granada dio ayer a conocer el bando que prohíbe expresamente el consumo de alcohol en la vía pública y en el botellódromo los días 1, 2 y 3 de mayo, y advierte sobre la intervención de las fuerzas de seguridad en caso de incumplimiento.

A su juicio, detrás de las convocatorias de macrobotellón existe un "interés claro" que no entiende, al considerar que no son organizadas de manera espontánea por "el típico estudiante", tal y como se demostró el año pasado, sino que son "intencionadas" con el fin de "menoscabar la reputación y el prestigio de Granada".

Torres Hurtado ha hecho un llamamiento a los jóvenes para no respaldar estas invitaciones que dan una "mala imagen" de la ciudad.

"Me preocupa poco si lo que buscan es dañar la imagen del alcalde porque los políticos están para aguantar todo, pero no permito que dañen la imagen de Granada", ha apostillado.

Con respecto a la comparación que han hecho algunos medios de comunicación del bando con la Ley seca, el alcalde ha declarado que se trata de "una expresión desafortunada", ya que esta ley americana "procede de la época de los gángster, cuando se vendía alcohol clandestinamente y no se podía beber en ningún sitio, al igual que ocurre en países árabes".

"No es el caso de Granada, donde hay hoteles, discotecas y bares para tomar copas", según Torres Hurtado, para quien la prohibición del botellón pretende "preservar el orden y tranquilidad de la ciudad".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios