Los Humeros declara la guerra a los vehículos

  • Los vecinos del céntrico barrio protestan ante la constante ocupación de zonas peatonales y exigen más penalizaciones

Atrapados entre dos angostas calles (Bajeles y Dársena) y dos plazas (puerta de Locomotora y Blasco de Garay) reconvertidas en aparcamientos no autorizados. Así se sienten los vecinos del céntrico barrio Los Humeros cuando cada día tratan de salir del sus casas camino del trabajo o del colegio. Los que viven en Los Humeros protagonizaron ayer una nueva protesta cívica para reivindicar los usos peatonales de estas zonas, bajo el lema Recupera tu Plaza, y contaron con el apoyo de varias asociaciones (A Contramano, Ecolocal, Ecologistas en Acción y Carril Habitable) que integran la plataforma Por el Carril Bici y la Movilidad Sostenible.

El 112 conoce muy bien una denuncia telefónica ya tradicional. Araceli Estrabon, vecina de este barrio, se ve obligada a llamar a menudo al teléfono de emergencias ante la imposibilidad de salir de su casa. "Siempre es lo mismo, los coches aparcados ante las puertas del garaje o en las esquinas de las calles, que no tienen aceras, hace impracticable salir del barrio. Me siento atrapada", explica Araceli.

Pese a las múltiples señales que prohíben el estacionamiento y las parada de coches, decenas de vehículos invaden aceras y salidas de emergencias en esta zona de la ciudad. Además de los riesgos de atropellos en calles que miden escasos tres metros de anchura, los vecinos denuncian la imposibilidad de que una ambulancia o un vehículo de Bomberos accedan a determinados puntos del barrio. Un vecino recordó ayer que a principios del año pasado se produjo un incendio en la calle Dársena y los Bomberos perdieron mucho tiempo al verse obligados a extender las mangeras a través de la calle Goles. No pudieron acceder directamente al incendio. Además de estos riesgos, el vicepresidente de la Asociación de Vecinos Los Humeros, Mario Saldaña, incidió ayer en otro problema añadido y que redundaría en una mayor saturación de vehículos. "El área de Urbanismo del Ayuntamiento se comprometió hace tiempo con el barrio para que el acceso y la salida de los vehículos estacionados en el parking de San Laureano sea por la calle Goles, mucho más amplia que la calle Dársena", explicó ayer Saldaña. Pero lo cierto es que los vecinos temen que el Ayuntamiento no cumpla su palabra. "Si los vehículos atraviesan por Dársena tendremos muchos problemas. En esta calle viven personas mayores que tienen que andar con bastón y también hay niños. El parking tiene más de 70 plazas y lo lógico es que salgan y entren por Goles", explicó el portavoz vecinal. De no cumplir este compromiso, los vecinos de Los Humeros adoptarán medidas contra el Ayuntamiento.

Mientras tanto, los miembros de la plataforma continuarán convocando protestas con una histórica reivindicación ya que desde hace una década, los que viven en Los Humeros exigen al gobierno que los espacios peatonales sean respetados. Con pegatinas fluorescentes y pancartas, una veintena de personas volvieron ayer a concentrarse en Blasco de Garay.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios