Pleno municipal El informe sobre la Cabalgata de Reyes, el retraso de Zoido y la compatibilidad laboral de Silva marcan la sesión

IU insinúa un sabotaje como origen de los incidentes de la Cabalgata

  • Torrijos dice que el perno de una luminaria "perdió su anclaje por el golpe de un vehículo" y que un cable de arriostramiento "apareció cercenado" · Denuncian anónimos contra el gobierno por la iluminación navideña

Comentarios 20

Ni imprevisión, ni error humano, ni falta de diligencia, ni siquiera una concatenación de fallos. El gobierno local de Sevilla insinuó ayer muy directamente que los incidentes derivados de la Cabalgata de Reyes Magos del pasado 5 de enero fueron presuntamente causados por acciones intencionadas y premeditadas más próximas al sabotaje que a posibles accidentes fortuitos. Así lo sugirió el primer teniente de alcalde del Ayuntamiento, Antonio Rodrigo Torrijos (IU), en la contestación en Pleno a una decena de preguntas formuladas por la oposición y relativas a los incidentes de la Cabalgata de Reyes. El responsable del área Infraestruturas para la Sostenibilidad -que incluye el área de alumbrado público y decoración navideña de las calles- describió pormenorizadamente todas las órdenes dadas a las empresas concesionarias de las luces navideñas así como las continuas revisiones e inspecciones antes de concluir que antes de la salida de las carrozas "el perno de una luminaria en Felipe II estaba en su sitio y el cable de arriostramiento de otra también". Torrijos aventuró que el primero pudo perder su anclaje "probablemente por un golpe ocasionado por un vehículo", mientras que del segundo apreció que "apareció cercenado, así como la rama del árbol que lo sustentaba" por motivos desconocidos.

Fue en este punto cuando el capitular reveló que la Policía había recibido varias denuncias durante las navidades referidas a presuntos fallos y manipulaciones en el funcionamiento del alumbrado navideño -entre ellas, que funcionaban de día en lugar de por la noche-, investigaciones que dieron pie a Torrijos a espetar que "todo estaba correcto, al menos hasta el día antes". El concejal se negó a confirmar o desmentir a los periodistas después de la sesión el extremo del sabotaje para, según sus palabras, "no añadir más leña al fuego". Incluso aceptó el reproche de tirar la piedra y esconder la mano: "He dicho lo que he dicho, y no diré más". Fuentes municipales informaron de que la delegación que él encabeza ha recibido varios "anónimos" muy críticos estas navidades a raíz de la gestión de IU en el apartado de alumbrado y decoración navideña, sobre todo tras el recorte de la iluminación que afectó a varias calles comerciales del centro y la referencia irónica que el propio Torrijos hizo en rueda de prensa al decir que personalmente él se plantea las fiestas de Navidad como las del solsticio de invierno.

Con todo, el portavoz de IU contestó la batería de preguntas que formuló el popular Gregorio Serrano y subrayó que "los servicios municipales emitieron un informe previo sobre el recorrido de la Cabalgata indicando que todo estaba correcto y de conformidad". También aclaró que las relaciones entre gobierno y empresa adjudicataria relativas a la medición del alumbrado para el paso de la cabalgata se iniciaron el 30 de noviembre y continuaron durante la segunda quincena de diciembre con sucesivos recorridos de inspección en los que se localizaron fallos en Felipe II y Avenida de Miraflores "que fueron subsanados".

Torrijos hizo causa común con el alcalde, Alfredo Sánchez Monteseirín (PSOE), al referirse a los incidentes de la Cabalgata como "un incidente menor", indicó que "no me consta" ocultamiento a la prensa del informe del Cecop que presuntamente desmonta la versión oficial de que la causa fue una sola luminaria, y destacó que la seguridad de público y de los propios integrantes del cortejo estuvo garantizada por el dispositivo inicial de los Bomberos y de las empresas adjudicatarias del alumbrado, que estuvieron de guardia.

Por su parte, Gregorio Serrano recriminó a Torrijos el informe resultante de la investigación interna de los incidentes de la Cabalgata que, entre otras cuestiones, originaron esperas de hasta una hora y media por la inadecuada instalación de las luminarias: "Lo que es indignante es que no reconozcan que fue un cúmulo de errores y que les tomen el pelo a los sevillanos al decir primero que fue una guirnalda y no 32, que después rectificaran y avanzaran lo del perno y que ahora adujan que es sólo un cable de arriostramiento, que de ser cierto, debe medir kilómetros, por lo menos del Porvenir a Miraflores" ironizó el concejal.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios