Inspectores y agentes locales 'peinarán' el entorno de la Feria desde el sábado previo

  • El Ayuntamiento aplicará un plan de vigilancia en todos los negocios próximos al real similar al seguido en Semana Santa.

Comentarios 4

El Ayuntamiento lo tiene todo preparado para activar el sábado 13 de abril el plan especial de vigilancia e inspección de los negocios del entorno de la Feria, en un dispositivo muy similar al que ha puesto en práctica con motivo de la Semana Santa. Este plan se justifica por "debido a la afluencia masiva de público y a los efectos de cumplir las medidas del Centro de Coordinación Operativa", según la disposición dictada por la Dirección General de Medio Ambiente del Ayuntamiento. La Policía Local y el cuerpo de inspectores de Urbanismo, Medio Ambiente y Parques y Jardines realizarán todos los controles oportunos en aquellos "establecimientos y locales ubicados en las zonas donde puede existir más afluencia de público". El objetivo de este plan especial es erradicar el ejercicio de actividades no legalizadas o distintas a las que realmente se encuentran legalizadas, caso de tiendas que, por ejemplo, venden bebidas de alcoholicas cuando su licencia es para la venta de otros productos bien distintos. El período de duración de este plan especial es del sábado 13 de abril al domingo 21. El objetivo, tal como se recoge en el anuncio oficial, es "la inspección y control de todas las actividades, establecimientos públicos y recreativos".

Para el cumplimiento de los fines, la Dirección General de Medio Ambiente ordena a la Policía Local la "suspensión inmediata" de aquellas actividades, establecimientos públicos y recreativos, que carezcan de licencia o declaración responsable si se comprueban algunas de las siguienets circunstancias: la producción de incomodidades, la alteración de las condiciones normales de seguridad, salubridad y medio ambiente, la producción de daños a la riqueza pública, o privada o la producción de riesgos o incomodidades apreciables para las personas o bienes.

El plan ya ha funcionado durante la pasada Semana Santa en la que los inspectores se han dejado ver con intensidad en muchos de los bares del centro, pidiendo los permisos y toda la documentación de los negocios. El Ayuntamiento también ejerció una labor preventiva con motivo del vía crucis del Año de la Fe, que se suspendió por la amenaza de lluvia. En aquella ocasión se tramitó por parte de la Gerencia de Urbanismo una orden especial para la retirada de veladores sin licencia en el entorno de la Catedral por motivos de seguridad, una disposición que no estuvo exenta de polémica por la intensidad con la que se emplearon algunos agentes de la Policía Local en la retirada de mesas de determinados establecimientos de la Avenida de la Constitución.

El gobierno local ha flexibilizado mucho los trámites para la apertura de nuevos negocios, promoviendo una nueva ordenanza con la que basta la presentación de una declaración responsable para poder iniciar la actividad. Se trata de una medida que trata de reactivar la economía local en tiempos de crisis facilitando los trámites de apertura de nuevos negocios. El Ayuntamiento se ha comprometido a cambio a potenciar las labores de inspección para garantizar el cumplimiento de la normativa en todos los establecimientos.

El plan especial para esta Feria no sólo abarcará la vigilancia de los establecimientos comerciales, sino las actividades de comercio ambulante o en plena vía pública.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios