Episodios sevillanos del siglo XX

Intrahistoria de la Puerta de Jerez

  • ENTREGAS PUBLICADAS 21 y 28 de octubre; 4, 11, 18 y 25 de noviembre; 2, 9, 16, 23 y 30 de diciembre de 2007. 6, 13, 20 y 27 de enero; 3, 10 y 17 de febrero de 2008.La actual plaza de la Puerta de Jerez no existió hasta los ensanches del general Primo de Rivera entre 1927 y 1928, y lo mismo sucedió con la actual Avenida de la Constitución, cortada por el convento de Santo Tomás

Comentarios 3

ANTES de referirnos a las recientes reformas realizadas en la plaza de Puerta de Jerez, vamos a recordar en nuestra entrega de hoy algunos detalles de la memoria histórica del enclave, que es relativamente modernos, pues la actual plaza no existió hasta los ensanches del general Miguel Primo de Rivera entre 1927-1928, como obras anexas a la Exposición Iberoamericana de 1929-1930, y lo mismo sucedió con la actual avenida de la Constitución, hasta entonces cortada por el convento de Santo Tomás (1517).

Salvo la capilla del colegio de Santa María de Jesús, hoy conocida popularmente como la capillita de la Puerta de Jerez, sede actual eventual de la Adoración Eucarística Perpetua, el resto del edificio de la primera Universidad de Sevilla (1505) fue demolido en los primeros años veinte como parte del ensanche del último tramo de la avenida de la Constitución, por entonces rotulada de Reina Mercedes desde 1917. La portada fue traslada al compás del convento de Santa Clara.

En el plano de José Herrera Dávila de 1848, que marcó un antes y un después en la cartografía sevillana del pasado siglo, pueden comprobarse los cambios urbanos registrados desde 1771 (plano topográfico de Pablo de Olavide), hasta mediada la citada centuria. Un tiempo perfectamente explicado por el profesor José Manuel Suárez Garmendia en su libro básico titulado Arquitectura y Urbanismo en la Sevilla del siglo XIX (Diputación Provincial, 1986). Una obra clásica de la época fue escrita por Félix González de León en 1844, titulada Noticia Artística de Sevilla, en dos tomos, que Abengoa tuvo el acierto de reeditar en facsímile en 1974, en edición del profesor Antonio Sancho Corbacho.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios