Meteorología activa la alerta naranja al alcanzarse los 40 grados

  • El nivel medio de alerta por temperaturas extremas se mantiene al menos hasta hoy · Las mínimas nocturnas siguen muy altas y ayer alcanzaron 23,8 grados

La Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) activó ayer a las 00:00 la alerta naranja en distintas zonas de Sevilla, Jaén y Córdoba debido a la previsión de temperaturas por encima de los 40 grados centígrados. De hecho, ayer se llegó a los 39,9 grados en el aeropuerto de San Pablo y la previsión de los meteorólogos apunta a que hoy bajarán algo las temperaturas, pero durante la semana los termómetros se moverán en la escala de los 38 ó 39 grados. El nivel de alerta naranja se pone en marcha cuando hay un "riesgo medio" de ola de calor, es decir, no se traspasa aún la línea roja de peligro (alerta roja), pero hay una previsión de que los termómetros se disparen por encima de lo normal durante unos tres o cuatro días seguidos.

Las noches en Sevilla son ahora bastante más cálidas que en junio. Las mínimas se colocaron ayer en los 23,8 grados, una temperatura elevada para los valores medios que suelen darse en esta época y con la que es complicado conciliar el sueño, hasta el punto de que algunos autores las califican como "noches tropicales" -hay meteorólogos que consideran que este calificativo sólo se debe aplicar a partir de 25 grados-.

En junio, la temperatura mínima más alta de Sevilla fue de 23,6 grados, y ésta se alcanzó durante horas nocturas. Lo peor fue que los termómetros no bajaron de los 20,3 grados durante 13 noches seguidas entre el 23 y el 1 de julio (salvo el martes 24, cuando se registró una mínima de 19,9).

Según la previsión de la Agencia de Meteorología, la alerta por altas temperaturas en Sevilla, Jaén y Córdoba finalizará a las 00:00 de hoy domingo. Las zonas afectadas por las altas temperaturas son las situadas en la campiña sevillana y cordobesa y en el valle del Guadalquivir en Jaén. Además, se activó la alerta amarilla por altas temperaturas en la Cuenca del Genil, Guadix y Baza, en la provincia de Granada, donde las temperaturas se prevén que alcancen los 38 grados.

Ayer mismo, un turista que visita Sevilla estos días explicaba que el calor no le había cogido por sorpresa. "Me lo esperaba: esta ciudad tiene fama de calurosa. Hay que beber mucho, da igual que sea gazpacho, cerveza, agua o zumos", añadió.

Los sevillanos saben que a partir de la una de la tarde no se puede estar en la calle, y que no hay que olvidarse de beber mucho líquido. Otro turista explicó que el mejor remedio para el calor es "la sangría", ya que en Sevilla "la hacen muy bien".

Ante esta situación, las recomendaciones a los ciudadanos pasan por limitar su exposición al sol, permanecer en lugares protegidos del calor el mayor tiempo posible, mantenerlos bien ventilados y tener en cuenta que, al entrar o salir de estos lugares, se producen cambios bruscos de temperatura que pueden afectar a la persona.

También se aconseja tomar comidas ligeras y regulares, bebidas y alimentos ricos en agua y sales minerales, como las frutas y hortalizas, que ayuden a reponer las sales perdidas por el sudor, y evitar las bebidas alcohólicas, las muy azucaradas, el café y el té.

Por supuesto, es vital protegerse del sol en el exterior, buscar la sombra, cubrirse la cabeza, usar ropa ligera y de color claro que cubra la mayor parte del cuerpo y un calzado fresco, cómodo y que transpire, así como evitar ejercicios físicos prolongados en las horas de más calor.

Asimismo, es aconsejable asegurarse de que niños y ancianos también beban abundantes líquidos, aunque no sientan sed, en los días de mucho calor.

23,6

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios