El Ministerio confirma la excelencia del centro de aceleradores

  • El reconocimiento como instalación singular ampliará su presencia internacional

Comentarios 1

El Centro Nacional de Aceleradores (CNA), una instalación científica de investigación impulsada por la Universidad de Sevilla hace una década, cuenta ya con el certificado ministerial de excelencia ICTS (Instalación Científico Tecnológica Singular). Este reconocimiento del Gobierno a este centro mixto, en el que también participan el CSIC y la Junta, "permitirá atraer más financiación, a más investigadores y contar con una mayor presencia institucional en el ámbito nacional y en el europeo", explicó ayer Manuel García León, vicerrector de Investigación en la Hispalense. La calificación ICTS se concede a centros únicos y excelentes en el ámbito estatal. Entre las instalaciones que cuentan con este certificado se encuentran la Reserva Biológica de Doñana, el Centro Astronómico del Veleta y la Plataforma Solar de Almería.

El CNA, sito La Cartuja, cuenta con tres aceleradores de partículas, que permiten a los investigadores profundizar en los conocimientos sobre la materia en múltiples campos, desde la Física básica hasta las aplicaciones en Biomedicina, Astrofísica o la Arqueología. Por ejemplo, en estas instalaciones los científicos cuentan con las herramientas necesarias para fabricar los radiofármacos que se utilizan en la Medicina Nuclear para diagnosticar enfermedades como el cáncer. En otras áreas de investigación, por ejemplo, en los estudios de Arqueología, "los investigaciones cuentan en este centro con el instrumental necesario para realizar la prueba del Carbono 14 y concretar las fechas de restos arqueológicos", añade el responsable de Investigación en la Universidad de Sevilla.

Otros proyectos de investigación que se desarrollan en el CNA se refieren a la ciencia básica. En Física Nuclear, los científicos pueden profundizar en los misterios de la materia mediante los aceleradores. Estas máquinas son capaces de comunicar energía a las partículas y con ello las acelera. Con ello los científicos pueden comprobar las reacciones nucleares y atómicas para profundizar en la composición y en las estructuras de los distintos materiales.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios