Monteseirín elogia un cortejo sin el sello 'nacionalcatólico'

  • El alcalde califica de "polémica artificial" la retirada de honores militares al Santísimo

Comentarios 21

Sin himno de España ni bandera. La retirada de honores militares al Santísimo, tras el decreto aprobado en mayo por el Gobierno, se convirtió ayer en uno de los principales temas de debate del público asistente a la procesión, la última de Monteseirín como alcalde de la ciudad y la primera de Juan José Asenjo como arzobispo hispalense. Un Corpus marcado también por las protestas policiales a la salida de la corporación municipal del Ayuntamiento y en la que los ediles del PP volvieron a ganar en cuota de asistencia a los del PSOE. Catorce a nueve.

"Una polémica artificial". Así definía Alfredo Sánchez Monteseirín la retirada de honores militares al Santísimo. Para el primer edil hispalense Sevilla ha sabido adaptar sus tradiciones al "nuevo modelo de estado laico". "Aquí esa clase de debate gusta a cierto tipo de sectores, pero no deja de ser una polémica artificial, ya que la sociedad sevillana sabe compagina muy bien las distintas formas de pensar". Sin querer posicionarse en el debate creado tras el nuevo decreto del Ministerio de Defensa, el alcalde se mostró partidario de mantener las tradiciones "centenarias" de la ciudad, "siempre las he respetado en mis tres mandatos". "Ahora bien -incidió- no defenderé nunca aquellos actos que se presentan como tradiciones antiguas y que no son más que un producto del nacionalcatolicismo, cuando el Estado solapaba todas las manifestaciones populares".

Pero la ausencia del himno nacional y de la bandera en la procesió no fue la única noticia en el Corpus de 2010. La protesta que llevaron a cabo una veintena de agentes de la Policía Local desde que la corporación municipal abandonó el Consistorio hasta su llegada a la Catedral convirtió de nuevo esta procesión en blanco de las reclamaciones laborales. Los agentes esperaron a que los ediles que participaban en el cortejo salieran del Ayuntamiento para acompañarlos con camisetas en las que se leía "el alcalde no cumple lo que firma". No hubo pitos ni gritos. Fue una manifestación más bien silenciosa. Sin demasiados alborotos. Los únicos improperios se escucharon a la llegada a la Puerta del Perdón, cuando varios manifestantes increparon al alcalde. Una vez que entraron los ediles en el Patio de los Naranjos volvió la tranquilidad. La fiesta tomaba sus derroteros tradicionales.

Los concejales del gobierno y la oposición ocuparon sus bancos en la Catedral para el Pontifical que presidía por primera vez monseñor Asenjo como arzobispo de Sevilla. Por parte del gobierno municipal estuvieron presentes, además del alcalde, la delegada de Fiestas Mayores, Rosamar Prieto-Castro, y los ediles Alberto Moriña, Nieves Hernández, Joaquín Díaz, Alfonso Mir, Cristina Galán, Juan Antonio Martínez Troncoso y Teresa Florido, con un vestido de encajes color crema y zapatos morados que rompieron el protagonismo protocolario del negro. Por parte del PP asistieron el portavoz del grupo municipal, Juan Ignacio Zoido, y los concejales Francisco Pérez, Juan Francisco Bueno, Vicente Flores, Beltrán Pérez, Gregorio Serrano, Evelia Rincón, Joaquín Peña, José Miguel Luque, María del Mar Martínez, Ignacio Flores, Rosario García, Maximiliano Vilches y Eugenia Romero.

La procesión discurrió con normalidad. Con cierto fresco a primera hora y bastante calor a la entrada, a lo que ayudó la falta de velas en las calles, ya que solamente se han instalado en la Plaza de San Francisco y en la del Salvador. Su ausencia se echó muy en falta por el público de las sillas, componentes del cortejo, clero, políticos y militares cuando el sol dejaba de ser benévolo con la ciudad.

También hubo algún que otro comentario "irónico" al paso de Monteseirín que fue contestado con una sonrisa más forzada que real por el regidor hispalense, quien ya sabe lo que hará cuando el próximo Corpus ya no gobierne: "Estaré sentado en la Plaza de San Francisco para ver pasar a Juan Espadas como alcalde de Sevilla".

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios