Montesión readmite al capataz destituido

  • La junta de gobierno se reunió anoche y el capataz pudo presentar un escrito con su versión de los hechos.

Comentarios 5

José García Monge ha sido readmitido como capataz general de la hermandad de Montesión.

En la reunión de la junta de gobierno encabezada por el hermano mayor, Rafael Buzón, el capataz presentó un escrito con la versión de los hechos y lograron acercar posturas.

García Monge lleva más de veinte años en el puesto de capataz de la cofradía sin ninguna incidencia, una circunstancia que influiría a la hora de alcanzar una solución a una polémica que ha merecido la reacción del Instituto Andaluz de la Mujer -que denunció el lunes que "la fe no entiende de sexo"- y que ha terminado por desbordar a muchos de los miembros de la actual junta de gobierno. La posible readmisión de García Monge como capataz no influye en las dos costaleras de forma alguna, ya que ninguna de las dos iba a salir el Jueves Santo debajo del paso, ya que la participación en el ensayo tenía un carácter excepcional, sólo para probar la capacidad física de las dos, según explicó el mismo capataz.

Por otro lado, el Defensor del Pueblo en Andalucía denunció ayer que en el mundo de las cofradías de Sevilla se sigan en ocasiones planteamientos propios de otros tiempos. El sacerdote José Chamizo valoró la polémica originada esta semana con ocasión de la destitución del capataz de Montesión por permitir la participación de dos costaleras en el ensayo celebrado la noche del sábado: "La noticia de estas dos chicas me sorprende y no gratamente. Me parece que es muy anticuado el discurso que se ha empleado en este asunto. En cuanto a si las chicas tenían o no capacidad física para meterse debajo del paso, pues si la tienen no veo dónde está el problema para que sean costaleras".

Chamizo aludió directamente a la junta de gobierno que tomó la decisión de destituir el mismo domingo a José García Monge tras más de veinte años al frente de las cuadrillas de costaleros de la hermandad del Jueves Santo: "Vaya por delante que yo respeto escrupulosamente los mecanismos internos de las cofradías, pero cuando menos resulta chocante la decisión que se ha tomado".

El Defensor del Pueblo Andaluz dejó clara su opinión personal: "Estoy absolutamente a favor de la igualdad, como lo estoy en muchos otros temas". Preguntad por la tibia reacción de la autoridad eclesiástica, que valoró la polémica como un asunto interno de la Hermandad de Montesión, Chamizo calificó de "prudente" la reacción del Arzobispado: "Lo que tengo claro es que si hablamos de igualdad, en este caso no se cumplen las condiciones de la igualdad a la que nos referimos".

El Arzobispado ha preferido maniobrar en privado en este asunto y evitar un respaldo público a las costaleras en público, pese a que el vigente pontificado de monseñor Amigo se caracteriza por una apuesta absoluta por la igualdad de derechos y obligaciones de hombres y mujeres en el seno de las principales asociaciones de fieles de la Iglesia católica en Sevilla, que son las hermandades. Una buena prueba de ello son las vigentes normas diocesanas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios