Multas para los coches 'en venta'

  • El Ayuntamiento estudia sancionar económicamente a los propietarios de vehículos con carteles de 'Se Vende' en las lunas que ocupan una plaza de aparcamiento durante meses.

Comentarios 22

El Ayuntamiento de Sevilla está buscando la fórmula jurídica para quitar de las calles vehículos que llevan aparcados varios meses ocupando una plaza de aparcamiento y no están dados de baja ni abandonados. Existen cientos de coches correctamente aparcados en cuyas lunas tienen colocados carteles anunciando su venta y el número de teléfono del dueño. Estos turismos en venta se encuentran repartidos por todos los barrios de la ciudad, pero hay lugares especialmente afectados, como Pino Montano y la ronda urbana norte a la altura de San Lázaro. Los vecinos de estas zonas han presentado numerosas quejas a través del distrito Norte acerca de este problema, que agrava aún más el endémico mal de la falta de plazas para aparcar en la calle.

El Consistorio está barajando la posibilidad de denunciar a los propietarios de estos vehículos aplicándoles los artículos 20 y 105 de la ordenanza de limpieza pública y gestión de residuos urbanos. El primero de estos preceptos dice que la "colocación de carteles y adhesivos se efectuará únicamente en los lugares autorizados, con excepción de los casos permitidos por la autoridad municipal". El artículo 105 recoge las infracciones leves y considera como tal "la colocación de carteles y adhesivos en los lugares no autorizados expresamente para ello".

El Ayuntamiento ya ha elaborado incluso un borrador que se ha repartido a modo de nota informativa por las comisarías de distrito de la Policía Local y que explica cómo deberían realizarse estas denuncias. En el ejemplo del borrador se explica que, bajo la casilla del hecho denunciado, debe escribirse el siguiente texto: "Cartel publicitando la venta del vehículo y el número de teléfono de la persona de contacto. El cartel se exhibe colocado dentro del vehículo, que se encuentra estacionado en la vía pública. Dicho lugar no está autorizado".

El borrador recuerda que este texto es sólo un ejemplo común y que debería adaptarse al caso concreto, refiriendo si en vez de un cartel hay una pegatina o si se trata de varios carteles en el mismo vehículo. Dice además que "sería muy conveniente guardar foto del vehículo" y que las denuncias deben remitirse al departamento de Inspección de la empresa municipal de limpieza (Lipasam).

La ordenanza de limpieza castiga con multas de entre 90 y 300 euros las infracciones leves como son la colocación de carteles en lugares no autorizados. Fuentes municipales explicaron a este periódico que se trata simplemente de un borrador y que aún no hay nada decidido, ya que se están barajando distintas fórmulas legales para poder impedir que uno o varios propietarios de vehículos tengan copadas todas las plazas de aparcamiento de determinadas calles y avenidas.

Si se optara finalmente por estas denuncias, el Ayuntamiento podría sancionar a cualquier ciudadano que decida vender su coche y coloque un cartel en él publicitando su venta, ya que lo que se castiga es la instalación de adhesivos o rótulos y no la ocupación del espacio público.

La Policía Local de Sevilla puso en marcha hace unos años una investigación contra el dueño de una serie de vehículos que estaban en venta y ocupaban aparcamientos en el Polígono Sur y la Ronda del Tamarguillo. La investigación la llevó un agente del distrito Sur, que llamó a declarar al dueño de estos coches y averiguó que algunos de ellos habían sido ya vendidos pero seguían figurando a su nombre. La venta se había llevado a cabo pero, para ahorrarse la transferencia, el vendedor no había cambiado de nombre al titular de los vehículos. Así, la investigación policial logró que fuera multado tanto por la Jefatura de Tráfico como por Hacienda. De esta forma se solucionó temporalmente el problema generado por estos vehículos en el distrito Sur, si bien el policía ya fue cambiado de destino y actualmente no hay ninguna investigación similar en marcha.

La presión vecinal de los residentes en Pino Montano y toda la zona norte de la ciudad ha llevado al Ayuntamiento a buscar de nuevo la herramienta para liberar espacio para aparcar en la vía pública. Mientras encuentran la solución adecuada, la Policía Local y Lipasam sólo pueden retirar aquellos vehículos que están denunciados por abandono o dados de baja.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios