'Caso Mercasevilla'

Nuevo incidente en el juicio al intentar aportar nuevos documentos la acusación de la Fundación Mercasevilla

  • La secretaria de Rivas niega que éste hablara en su presencia con Mellet sobre la comisión.

Comentarios 3

El juez Ángel Márquez ha resuelto este jueves un nuevo incidente en el juicio por cohecho en Mercasevilla, una vez que la acusación particular que ejerce la Fundación Socioasistencial Mercasevilla intentó aportar nuevos documentos como ocurrió en días atrás con la acusación del PP.

El nuevo altercado se produjo cuando estaba declarando Consuelo Velázquez, secretaria del ex delegado de Empleo, momento en que el abogado de la Fundación Mercasevilla, Juan Piñeyro, solicitó al juez la aportación de una batería de nuevos documentos, entre los que destacan un listado de llamadas del teléfono de Fernando Mellet de diciembre de 2008 y enero de 2009, y un documento de Mercasevilla que acreditaría la supuesta elaboración el 7 de noviembre de 2008 en el ordenador de la Fundación de un borrador de un escrito que posteriormente dirigió Antonio Rivas a la dirección del Mercado central tan sólo un día después -8 de noviembre- y en el que el delegado garantizaba la subvención para la escuela de hostelería y la concesión de cursos de formación. El Mercado también aportó actas notariales para tratar de acreditar que la defensa de Rivas pidió en diciembre de 2009 a la secretaria de Rivas que aportara un listado de llamadas que ya había sido pedido en agosto de ese mismo año, y aportó sendos certificados de Mercasevilla sobre la carroza que sacó en la cabalgata de Reyes de 2009 y de la delegación de Fiestas Mayores señalando que no patrocinó ninguna carroza aquel año, elementos todos con los que la acusación particular cuestionaba la credibilidad del testimonio de la secretaria de Rivas.

Al final, el juez Ángel Márquez sólo admitió las pruebas referentes a las carrozas de la cabalgata y rechazó todas las demás al entender que las mismas se podían haber presentado al inicio del juicio y no en este momento, en aras del derecho de defensa y la igualdad de armas de todas las partes en el proceso. 

Antes de resolver, el magistrado hizo una advertencia al letrado de Fernando Mellet -quien había afirmado que si se admitían las pruebas el juez podría perder su imparcialidad objetiva-, para señalar que esa afirmación constituye una "presión" al juez que no se puede admitir.

El abogado del delegado de Empleo, Francisco Baena Bocanegra advirtió igualmente que si se admitían las pruebas existe un "notorio riesgo" de que este juicio pueda ser declarado nulo en el futuro.

Una vez resuelto el incidente, continuó la declaración de la secretaria del ex delegado de Empleo Antonio Rivas, quien ha confirmado que el 5 de enero de 2009 éste habló en su presencia con el director general de Mercasevilla Fernando Mellet, pero ha dicho que se trataba de un asunto relacionado con la salida de su hija en una cabalgata de Reyes Magos y en esa conversación no se habló nada de exigir una comisión a los hosteleros de La Raza.

La secretaria del ex delegado, Consuelo Velázquez, ha asegurado que en la mañana del 5 de enero Rivas se ofreció a llevarla a su casa porque su hija salía en la cabalgata pero le informaron de que su nombre no aparecía en los listados de niños que aparecen distribuidos en las distintas carrozas, por lo que ella decidió llamar con su teléfono corporativo de la Junta al gerente de Mercasevilla, Fernando Mellet, que era quien le había ofrecido la posibilidad de que la niña saliera en la carroza de esta empresa.

En el transcurso de esa conversación, que fue "muy breve", el delegado se puso al teléfono con Mellet, al que pidió que solucionara el problema de su hija porque la niña tenía "mucha ilusión" por salir en la cabalgata. La testigo ha aseverado que en esa conversación Rivas sólo habló con Mellet para que "se tomara interés en averiguar lo de la niña", pero en ningún caso le comentó al director general nada que tuviera que ver con la petición de una comisión para los hosteleros.

Poco después le llamaron de Mercasevilla, diciéndole que la niña iba en otra carroza porque no había plazas en la del Mercado mayorista.

Cuando llegó a su casa, la secretaria de Rivas volvió a llamar a Fernando Mellet para "darle las gracias" por haberle hecho la gestión, que permitió que la menor saliera en la cabalgata.

El fiscal ha preguntado a la secretaria cuánto tiempo estuvo con Rivas ese día, a lo que la secretaria ha señalado que únicamente el que transcurrió en el traslado desde la sede de la delegación de Empleo, en la avenida de República Argentina, hasta su domicilio, unos 15 o 20 minutos.

El Ministerio Público quería acreditar con esta pregunta que Rivas y Mellet pudieron hablar en otro momento del día, todo ello en relación a las manifestaciones que el ex directivo del Mercado central realizó ante la Policía y en la Fiscalía y en las que sostuvo que Rivas le pidió en dos ocasiones, en diciembre de 2008 y el 5 de enero, que tenía que solicitar una colaboración "voluntaria" a los hosteleros de La Raza, unas afirmaciones que no han sido ratificadas en sede judicial.

La secretaria de Rivas ha defendido que el ex delegado era una persona "trabajadora al máximo, rigurosa y honesta".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios