Numerosas visitas a la capilla ardiente de Puerta

Los restos mortales de Diego Puerta, fueron velados ayer en la capilla ardiente instalada en el Ayuntamiento, donde acudieron numerosos aficionados.

El alcalde de la ciudad, Juan Ignacio Zoido, fue una de las primeras personalidades en cumplimentar a los familiares del torero fallecido señalando a su salida que se trataba de "un día muy triste para los aficionados a los toros. Nos ha dejado una figura ilustre que junto a Curro Romero y Paco Camino formó parte de esa trilogía de la Edad de Plata del toreo sevillano", señaló Zoido, que añadió que se trataba de "una persona fiel a sus principios que un día decidió retirarse de los toros y no volvió más; que marcó una época, compañero de sus compañeros y sevillano hasta el fondo de su ser".

Entre otros diestros asisistieron Miguel Báez Litri, Santiago Martín El Viti y Juan Antonio Ruiz Espartaco. Entre los ganaderos, Eduardo Miura. Y entre otras personalidades, el dirigente popular Javier Arenas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios