salud | los problemas de los alérgicos

Pólenes: la eclosión de las alergias

  • La rinitis alérgica es una de las principales causas del asma, problema que afecta a uno de cada diez niños y que tiende a crecer

  • El tratamiento precoz favorece la calidad de vida

Una paciente durante la consulta de Alergología. Una paciente durante la consulta de Alergología.

Una paciente durante la consulta de Alergología.

Uno de cada diez niños sufre asma y en la mayoría de los casos (75%) el origen de este problema respiratorio es alérgico. "Durante los últimos años hemos detectado un aumento del asma en la población infantil", explica la doctora Carmen Segura, alergóloga responsable de la Unidad de Asma Grave en el Hospital Macarena, al aconsejar la visita al especialista desde la aparición de los primeros síntomas de la rinitis alérgica.

"El control de las alergias (pólenes, ácaros, hongos y epitelios de animales) previene la aparición del asma, una enfermedad que deteriora la calidad de vida de manera importante", añade la especialista. La inmunoterapia (vacunas) es la opción terapéutica con capacidad para modificar la historia natural de la alergia respiratoria; y previene, de este modo, la aparición del asma en personas afectadas por la rinitis. La última generación de tratamientos son los fármacos biológicos. "Es una alternativa para los casos que no pueden recibir la vacuna", explica la especialista.

"La alergia es una causa del asma, pero no la única", puntualiza la doctora Segura. Otros problemas como la sinusitis crónica y la poliposis también se asocian con frecuencia al asma. La mayoría de los casos surgen en la infancia y se estima que en torno al 50% de los asmáticos carecen de diagnóstico.

FUENTE: polenes.com. GRÁFICO: Dpto. de Infografía. FUENTE: polenes.com. GRÁFICO: Dpto. de Infografía.

FUENTE: polenes.com. GRÁFICO: Dpto. de Infografía.

La Unidad de Asma Grave del Hospital Macarena registró 210 casos nuevos durante el pasado año y mantiene a 676 pacientes en seguimiento. Esta unidad hospitalaria cuenta, desde el pasado mes de octubre, con una comisión integrada porn un equipo multidisciplinar integrado por facultativos de nueve especialidades: Alergología, Otorrino, Neumología, Digestivo, Pediatría, Endocrino, Salud Mental, Urgencias y Medicina Interna. "Esta comisión se creó el pasado verano y comenzó a funcionar en octubre. Facultativos de nueve especialidades compartimos sesiones para estudiar casos graves y decidir tratamientos", asevera la responsable de la Unidad de Asma.

Otra de las novedades impulsadas desde esta área hospitalaria se centra en intensificar la conexión entre los centros de salud y el hospital mediante la creación de una figura: el alergólogo referente. Los once especialistas del Macarena se encuentran inmersos en este proyecto en fase de pilotaje en conexión con cinco centros de salud. "La idea es que los médicos de familia cuenten con alergólogos de referencia para resolver dudas o antes casos complicados", explica la doctora Segura.

La eclosión primaveral previsible en las próximas semanas se ha dejado notar ya en las consultas de Alergología. "Tras las últimas lluvias y los días soleados hemos comenzado a recibir a los primeros pacientes con síntomas", añade la especialista. Según las previsiones de la sociedad científica se espera una primavera "moderada" para los alérgicos. Las concentraciones de pólenes en la atmósfera dependen de la floración de las principales especies y de las condiciones climatológicas, siendo la sucesión de días soleados y lluviosos la situación más proclive para que los alérgicos comiencen a sentir con mayor intensidad los síntomas.

Los tratamientos sintomáticos de las alergias al polen basados en antihistamínicos y broncodilatadores logran, en cierta medida, el control de las reacciones alérgicas (conjuntivitis, rinitis y síntomas bronquiales).

Las especies vegetales que más problemas ocasionan a los alérgicos en Sevilla son las gramíneas y el olivo, cuya concentración en la atmósfera suele prolongarse hasta junio. Otros alérgenos, como los hongos o los epitelios de animales, son permanentes; es decir, provocan molestias a las personas sensibles durante todo el año.

Las claves

Una joven se suaea la nariz sentada en una zona verde de la ciudad Una joven se suaea la nariz sentada en una zona verde de la ciudad

Una joven se suaea la nariz sentada en una zona verde de la ciudad / fotos: belén vargas

Variedad de los síntomas. Los síntomas pueden ser diferentes en cada caso, pero hay mayor prevalencia de síntomas nasales y conjuntivales (picores, estornudos, rojez de ojos, lagrimeo…) causados por el polen de Olea europaea (el olivo), pero éste también es capaz de inducir síntomas bronquiales moderados y en ocasiones graves (asma).

Granos 'aeronavegantes'. Los granos de polen son aeronavegantes, es decir, se trasladan a través del viento, a kilómetros de distancia, lo cual incide en una mayor concentración de problemas alérgicos en las ciudades, en puntos alejados de las zonas con intensidad de floración del olivo y otras especies que suelen generar mucha reacciones. Además la contaminación atmosférica, que afecta a la estructura genética de las especies, desencadena mayor agresividad en los pólenes y en las reacciones alérgicas de las personas sensibles.

16 millones de españoles. Las enfermedades alérgicas en España afectan a un 30%de la población, lo que se traduce 16 millones de personas, según datos de la Sociedad Española de Alergología e Inmunología Clínica (Seaic). Entre los alérgicos, aproximadamente la mitad, lo son a pólenes de plantas.

Aumento de los casos. Según datos de la Seaic, en los últimos diez años se ha duplicado el porcentaje de alérgicos a los pólenes más alergénicos. Las gramíneas han pasado del 35% al 74%; la arizónica, del 9% al 23%; el plátano de sombra y la salsola, del 7% al 14%; y el olivo, del 30% al 52%. La causa parece hallarse en el efecto de la contaminación y el cambio climático sobre los pólenes.

Clima. El cambio climático está alterando los ciclos de polinización de las plantas. Adelantan el inicio y retrasan el final de su período de floración, con lo que se amplía la duración del período de polinización, y, por lo tanto, hay una mayor exposición a los pólenes.

Vacunas, lo más eficaz. "La inmunoterapia o vacunación antialérgica debe considerarse siempre como una herramienta terapéutica de primer orden en el manejo de los pacientes alérgicos", explica la Sociedad Española de Alergología e Inmunología Cínica.

Mascarillas de protección. Las mascarillas que cubren la nariz y la boca son una buena solución para los alérgicos que viven en zonas de elevada intensidad de polen, ya que evitan que éste entre en lasvías respiratorias y reducen el uso de medicación de rescate. El tamaño del polen esespecialmente pequeño por lo que solo son eficaces las mascarillas homologadas, quetienen un elevado poder filtrante.

El 60% no controla el asma. Se estima que en torno al 60% de los asmáticos no tienen bien controlada la enfermedad. Los costes directos e indirectos del asma no controlada es diez veces superiores a los del asma bien controlada.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios