parques y jardines

Mil árboles en riesgo de caída

  • El PP exige a Espadas que active un "zafarrancho" de podas para evitar que empeoren más ejemplares.

  • El gobierno asegura que por cada tala se han plantado dos árboles.

El concejal del PP, Evelia Rincón, en rueda de prensa El concejal del PP, Evelia Rincón, en rueda de prensa

El concejal del PP, Evelia Rincón, en rueda de prensa

Comentarios 2
Fuente: PP; Gráfico: Departamento de Infografía Fuente: PP; Gráfico: Departamento de Infografía

Fuente: PP; Gráfico: Departamento de Infografía

La situación del arbolado de Sevilla se ha convertido en uno de los frentes de batalla del PP desde que volvió a sentarse en la bancada de la oposición. Un filón que ha venido condicionado, además, por diversos incidentes que se han registrado los últimos años a partir de la caída de ramas de considerable dimensión. La concejal popular, Evelia Rincón, alertó este jueves del elevado número de ejemplares que se encuentran en situación de urgencia, casi 1.000 árboles que pueden poner en riesgo la integridad de los peatones. Una cifra bastante preocupante de la que hacen responsable al equipo de Espadas. El gobierno local, por su parte, no se amedranta ante tales acusaciones y saca pecho por la gestión realizada hasta ahora en las zonas verdes de la ciudad, no sin antes recordarle al principal partido de la oposición que el culpable de la actual situación del arbolado es el anterior alcalde, Juan Ignacio Zoido.

En Sevilla hay actualmente 915 árboles clasificados con el nivel 4, una denominación de máxima urgencia que los aboca a la tala, según los criterios que manejan los técnicos de Medio Ambiente. Este dato resulta de sumar los lotes de ejemplares que han de ser cuidados por las empresas adjudicatarias del mantenimiento del arbolado (tarea dividida en cuatro grupos) y de los que competen al servicio municipal de Parques y Jardines (situados, principalmente, en enclaves históricos). Dicha información ha sido facilitada por el gobierno local al PP "tras siete meses de espera", como recordó este jueves Evelia Rincón.

El análisis dado a conocer por la concejal del PP parte del diagnóstico elaborado en 2015, cuando el PSOE tomó las riendas de la ciudad y meses después de que Zoido perdiera la Alcaldía. En dicho informe se alertaba de que en Sevilla, en el viario urbano (sin incluir los parques y jardines históricos), existían 1.737 árboles en situación de máxima alerta, por lo que debían ser talados para evitar cualquier incidencia.

Cuando han transcurrido casi tres años desde que se hicieran públicos estos datos, la cantidad de ejemplares en nivel de riesgo 4 se ha reducido a 737, es decir, se han apeado mil. De los que aún quedan, la mayores bolsas se localizan en el Distrito Sur (176 árboles en mal estado), Cerro-Amate (144) y Palmera-Bellavista (124). En los distritos Este-Alcosa-Torreblanca y Macarena no existe actualmente ningún ejemplar en situación extrema.

A esta cantidad hay que sumar los árboles en nivel 4 de las zonas verdes que cuidan los servicios municipales del Ayuntamiento y que no están incluidos en las contratas. La cifra aquí es más reducida, 178, aunque no por ello deja de ser preocupante, especialmente en el Parque de María Luisa, un enclave donde a diario transitan numerosos turistas y en el que se localizan 151 ejemplares en peligroso estado. Estas especies, además, suelen ser de gran porte, lo que agravaría su incidencia en caso de caída. En el Parque de los Príncipes hay 20 y en los Jardines del Cristina, 6.

En total, casi 1.000 árboles en nivel 4 en una ciudad en la que el turismo es su gran fuente de riquezas. Para el PP, la labor del gobierno de Espadas en este apartado resulta "insuficiente" y alerta de que la cifra puede ser mayor, pues desde que se hizo el último diagnóstico muchos ejemplares que estaban en el estado 3 habrán empeorado. De hecho, en los tres últimos años se han talado 641 árboles de los viarios que, en principio, estaban previsto mantenerse.

El delegado de Hábitat Urbano, Antonio Muñoz, le dio este jueves la vuelta a las cifras y partió de la situación con la que se encontró el gobierno socialista cuando llegó al poder en 2015. Muñoz aseguró que en aquel entonces el número de árboles en situación extrema no eran 1.737 -como indicó este jueves el PP-, sino 2.500. Un lamentable estado que el edil del PSOE achaca a "la nefasta gestión del Partido Popular" en el mandato de Zoido. "En estos tres años se ha apeado la mitad, siempre con los correspondientes informes técnicos que justifican una por una las talas", aseveró el delegado competente en esta materia. Una información, por cierto, incluida en la página web del Ayuntamiento.

Frente a las talas, el delegado de Hábitat Urbano defendió el número de replantaciones llevadas a cabo en lo que va de mandato. Así, en las campañas de 2015/16 y 2016/17 se han sembrado 2.190 ejemplares, cifra que en la actual se incrementará en 1.000. Por tanto, en marzo, cuando acabe el ciclo, por cada árbol apeado se ha plantado una media de 2,5 ejemplares nuevos, según indican fuentes municipales. El concejal socialista también hizo hincapié en que los Presupuestos de este año -aprobados inicialmente esta semana gracias a la abstención del PP- permiten "un empuje a los trabajos sobre el arbolado y los parques y jardines". Dicha partida facilitará la entrada en vigor del nuevo contrato de conservación y mantenimiento de las zonas verdes, dotado con una inversión de 17 millones de euros anuales.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios