Patrimonio

Patrimonio aprueba la sustitución de las cubiertas de la iglesia del Salvador

  • Los hongos y la humedad en las vigas obligan a reemplazar la techumbre.

La fachada del templo del Salvador que da hacia la Plaza del Pan. La fachada del templo del Salvador que da hacia la Plaza del Pan.

La fachada del templo del Salvador que da hacia la Plaza del Pan. / juan carlos vázquez

La comisión provincial de Patrimonio ha aprobado el proyecto para la sustitución de las cubiertas de la iglesia del Salvador que cubren las antiguas sacristías pareadas y que hoy albergan el Museo de la Colegiata. Los técnicos destacan en el acuerdo que la techumbre del templo no posee una especial significación dentro del conjunto edificado, y que se ha comprobado su mal estado de conservación, ya que se evidencian diversas anomalías en su estructura relacionadas con los hongos y la humedad.

El templo del Salvador necesita obras de restauración en las cubiertas que dan hacia la Plaza de Pan para corregir patologías graves. Por este motivo, los andamios volverán a un sector del edificio, donde habrá que ejecutar demoliciones y levantar nuevas estructuras. Humedades, hongos y problemas constructivos obligan a una nueva intervención. Así lo establece el informe realizado por el arquitecto Jaime Navarro Casas, que alerta de la velocidad a la que pueden agravarse los daños detectados en caso de que no se intervenga cuanto antes. Las cubiertas afectadas son, precisamente, las ubicadas detrás del retablo mayor, justo encima del museo histórico. Navarro Casas es el conservador de la Catedral de Sevilla, por lo que también le atañe todo lo relacionado con el Salvador desde que este templo dejó de ser parroquia y pasó a estar incluido bajo el protectorado del Cabildo.

Los trabajos que se proyectan y para los que se pide licencia urbanística serán los primeros importantes desde la finalización de la "gran obra de reforma acometida entre los años 2003 y 2008", según se destaca en el informe al respecto, donde se refieren "anomalías constructivas" observadas en la inspección como justificación de la intervención.

El informe del arquitecto es tajante en su valoración: "De entre las anomalías más relevantes que están en la actualidad acuciando a la Iglesia del Salvador destacan unas muy concretas: las que afectan a las cubiertas de madera que cubren el actual museo histórico artístico que el templo tiene en su parte posterior, concretamente tras su retablo mayor, que evacuan las aguas procedentes de su fachada Este hacia la Plaza del Pan".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios