Comisión de fitonovo

Peña acusa a Amores de imputarlo tras comunicarle que iba a destituirlo

  • Defiende que Fitonovo sólo logró cuatro contratos de los 114 que impulsó en los tres años al frente de Parques y Jardines

"Mi implicación en los hechos viene exclusivamente de la declaración de un imputado al que le comuniqué a finales de mayo de 2013 que iba a ser destituido". El testimonio de Joaquín Peña ante la comisión de investigación del caso Fitonovo se centró ayer en la figura de Francisco Amores, jefe de servicio del área de Parques y Jardines con Juan Ignacio Zoido en la Alcaldía.

La sesión comenzó con el que fuera director general de Medio Ambiente bajo el último mandato popular solicitando al presidente de la comisión que le presentara a los concejales de Izquierda Unida, Participa Sevilla y Ciudadanos, ya que desconocía sus cargos. En su alegato inicial defendió la legalidad de todas sus actuaciones, sacando pecho por los ahorros que tuvieron las arcas municipales gracias a las medidas tomadas. En todo momento respaldó a los funcionarios de Parques y Jardines: "No se puede demonizar a toda una plantilla porque exista una manzana podrida".

"Es lamentable que venga un técnico después de cuatro años a quejarse". La frase iba dirigida contra Pedro Torrent, director técnico facultativo para el lote 2 de mantenimiento de arbolado y zonas verdes, que afirmó en su comparecencia que Peña "usaba Parques y Jardines como un pequeño cortijo" y que manejaba algunos contratos de manera arbitraria. El ex director general solicitó hace un mes una copia de la declaración del funcionario para ejercer una reivindicación "judicial o extrajudicial" de su derecho al honor y a la imagen.

De Torrent a Amores. "Este señor era miembro de una hermandad de Sevilla muy conocida y pretendía que por su 150 aniversario le hiciéramos un regalo floral mediante el patrocinio de alguna empresa municipal". Este hecho fue el detonante que acabó con la perdida de confianza que Peña tenía en el jefe de servicio del área de Parques y Jardines. "Me profesaba una enemistad visceral, sobre todo a raíz de mi decisión de destuituirle de su cargo", dice.

La Audiencia Nacional considera que con motivo del macroconcurso de 48 millones de euros para el mantenimiento de las zonas verdes de la ciudad, Peña indicó a Amores "que favoreciera a la entidad Albaba, de la cual era administrador su amigo personal Carlos Alfonso Lozano". El lote 2 (valorado en 11.549.614 euros) fue adjudicado a la UTE Aldilop-Conversa. Aldilop sería sustituida en la ejecución del mismo por la Albaba. "Promoví 114 contrataciones menores o negociadas. Albaba fue invitada a 17, y se llevó cuatro contratos a sobre cerrado y libre concurrencia. Conocer a una persona que trabaja en una empresa no la inhabilita". Defendió que durante su etapa en el gobierno, el abanico de empresas con las que se contaba para estas contrataciones llegaba a las setenta.

De Amores a Joaquina Murillo. Recordó que esta funcionaria con 30 años de expediente y que fue miembro de la mesa única de contratación municipal manifestó a la Guardia Civil que "no había existido irregularidad alguna" y no apreció ilegalidad. Peña señaló que el hecho de no citarla "desmiente el afán de transparencia". Para finalizar se desligó de Fitonovo: "Solicité que no se invitara más a la empresa, así se hizo".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios