calle rioja

De 'La Peste' a 'Pocoyó'

  • Cita. Hoy se inician en la Maestranza las Jornadas de Arte Contemporáneo que desde hace 25 años dirige Fernando Martín en las que participará, entre otros, el cineasta Alberto Rodríguez

El cineasta Alberto Rodríguez durante el rodaje de la serie televisiva 'La Peste'. El cineasta Alberto Rodríguez durante el rodaje de la serie televisiva 'La Peste'.

El cineasta Alberto Rodríguez durante el rodaje de la serie televisiva 'La Peste'. / M. G.

Nada menos que diez disciplinas artísticas pasarán a partir de hoy y hasta el viernes por el salón de Carteles de la Real Maestranza de Caballería en la vigésima quinta edición de las Jornadas de Arte Contemporáneo. Bodas de plata con la particularidad de que las sigue dirigiendo y organizando quien las puso en marcha justo cuando la ciudad cerró con llaves el sueño de la Expo, el catedrático de Arte Contemporáneo y Museología de la Universidad de Sevilla Fernando Martín.

En el mundo de las bienales y festivales varios, es un caso insólito de que la misma persona se mantenga al frente, contra viento y marea, y que a lo largo de este cuarto de siglo haya mantenido el nivel de los ponentes y el interés de las ponencias. Para arrancar contó con la inestimable ayuda de Juan Maestre, el gran muñidor de iniciativas como que los maestrantes, con esa costra injusta del anacronismo, abrieran las puertas de la institución a la flor y nata del arte contemporáneo en los carteles que cada año anuncian la nueva temporada.

Cada año es tan esperado el nombre del autor del cartel pictórico como el de la temporada taurina propiamente dicha. Diez espadas diez, podíamos decir en la jerga taurina. Hoy abre, a las diez de la mañana, el propio Fernando Martín las Jornadas con su disertación Caleidoscopio pictórico: el taller como espacio de creación. Completa la jornada el pintor Paco Pomet.

Mañana compartirán espacio Literatura y Fotografía. A la primera la representa la escritora Nuria Barrios, con el sugestivo título de El mundo en un grano de arena. La segunda contará con Joan Fontcuberta, premio Nacional de Fotografía, que hablará de Fotografía, Fake, Posverdad. El miércoles compartirán junto al templo de albero el cine y la escultura.

Estas Jornadas permitirán la primera aparición ante un público de Alberto Rodríguez después del éxito obtenido con la serie La Peste, que realizó con Rafael Cobos. Fernando Martín siempre ha sido muy sensible al séptimo arte, dicen que el más contemporáneo, y por sus Jornadas han pasado un jovencísimo Alejandro Amenábar y cineastas ya más consagrados como José Luis Cuerda o Basilio Martín Patino. El oficio de director de cine es el título de la ponencia de Alberto Rodríguez, que acaparó Goyas con La Isla Mínima. Territorios Líquidos es el título de la charla de la escultora Esther Pizarro.

En la cuarta jornada, el jueves 15, convivirán el Cómic y la Arquitectura. Un para todos los públicos parece acompañar la ponencia del historietista Carlos Pacheco, titulada Superhéroes: mística y plástica. El arquitecto Emilio Tuñón hablará de Arquitectura de la Memoria con el caso de Mansilla + Tuñón Arquitectos. Hace años, Fernando Martín convocó en una misma jornada al arquitecto Guillermo Vázquez Consuegra y al pintor Manuel Salinas.

Museos e Ilustración cierran el viernes estas 25 Jornadas de Arte Contemporáneo. Tres semanas después de haber participado en los Pinelo en unas Jornadas sobre Fotografía Contemporánea que organizó Antonio del Junco, Manuel Fontán del Junco, director de exposiciones de la Fundación Juan March, y también de los Museos de Arte Contemporáneo de Cuenca y Palma de Mallorca, hablará de Arte de exhibir: por qué y para qué de las exposiciones. Cierra las jornadas Pedro Bascón, ilustrador de Pocoyó, que titula su intervención El ilustrador sobre el papel de cristal.

Fernando Martín Martín (Salamanca, 1948) se mete en la boca del lobo de una ciudad que ya vive las vísperas de la Cuaresma. Hijo de médico militar, los destinos profesionales de su progenitor le llevaron a vivir en Santa Cruz de Tenerife, Tarragona y Granada. En Sevilla hizo la carrera. Su apuesta por el arte contemporáneo se ve en los contenidos de su tesina, que le dirigió Emilio Gómez Piñol, que dedicó al Pabellón de la República en la Exposición de París de 1937, donde estuvo el Guernica de Picasso, y de su tesis doctoral, dedicada al Surrealismo en España.

Las Jornadas de Arte Contemporáneo son, después de la Bienal de Flamenco, la iniciativa cultural que goza de más duración, con más ediciones, ya que se organiza todos los años. Ha resistido a dos crisis, la de la post-Expo y la de Lehmans Brothers.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios