Plan para arreglar zonas degradadas con tres millones de inversión

  • El programa municipal, destinado a los barrios periféricos, incluye la participación ciudadana para su diseño y gestión como "sello distintivo.

El concejal delegado de Hábitat Urbano, Cultura y Turismo del Ayuntamiento de Sevilla, Antonio Muñoz (PSOE), ha anunciado la inversión de tres millones de euros en 2015 dentro del programa Reaviva, un plan de microactuaciones que nace con carácter de permanencia en el tiempo para recuperar las zonas degradadas de los barrios periféricos y que incluye la participación ciudadana para su diseño y gestión como "sello distintivo.

En rueda de prensa, junto al gerente de Urbanismo, Ignacio Pozuelo, Muñoz ha explicado que apuesta por que sea un plan para cuatro años, después de que en 2015 ya se realizara una modificación presupuestaria por 600.000 euros para comenzar a ejecutar actuaciones de este tipo, un total de 13 obras, concibiendo estas actuaciones en zonas degradadas como una "oportunidad para recuperar esos espacios de cercanía de la ciudadanía".

Tras esa primera inversión, se establecen tres millones para 2016, de los que 777.984 euros saldrán a licitación de forma inmediata para desarrollar siete actuaciones, mientras que otras obras, por 1,5 millones, arrancarán en dos meses. Además, se establecen hasta cinco niveles de participación, dependiendo de la obra, encontrándose en el más alto la participación directa del ciudadano mediante puntos físicos, algo que se aplicaría en las obras de mayor envergadura, como las que se prevé acometer en el Paseo Juan Carlos I hasta San Jerónimo, en la Ronda del Tamarguillo, en Alcalde Manuel del Valle o en la avenida de la Paz. Sin embargo, Muñoz aclara que habrá que dar tiempo para que se desarrolle esa participación en toda su extensión.

Así, existe una primera fase de actuación con las obras más urgentes, una segunda fase relativa a las actuaciones demandadas a los distritos, una tercera fase que incluye encuentros entre los vecinos y los técnicos de Urbanismo para su definición y un cuarto nivel para las iniciativas más complejas y de mayor calado que requerirían la opinión de los vecinos de cara a su gestión. De su lado, Pozuelo ha detallado los tres ejes de este plan, que se pretende que tenga un impacto económico en cada barrio, entre los que se encuentran las actuaciones en espacios verdes vivos, concretamente en el conjunto del anillo verde periférico de Sevilla para conectarlo entre sí con itinerarios peatonales. También se incluye un subprograma relativo a construir una Sevilla más sostenible e inclusiva, mediante la mejora de la accesibilidad y el desarrollo de caminos escolares para "generar un espacio público más adecuado".

El último de los ejes se centra en la regeneración de los espacios públicos del barrio, como las plazas que se han ido deteriorando y están infrautilizadas. En este punto, se apuesta por promover la gestión ciudadana de las zonas para favorecer su cuidado, estudiando iniciativas desarrolladas en otras ciudades como los serenos de barrio o la recuperación de solares de Zaragoza, que no requeriría grandes inversiones. "Todas las actuaciones tendrán un enfoque integrador, con perspectiva de género, accesibilidad universal y primando la sostenibilidad", añade, tras incidir en que el plan se someterá a evaluaciones. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios