El Poder Judicial decidirá el lunes si expedienta a dos jueces por el caso Mari Luz

  • El CGPJ amplía la investigación al magistrado de la Audiencia que tardó dos años y medio en ratificar la condena · Admite fallos en el sistema de inspección de los órganos judiciales

Comentarios 29

La presidenta de la comisión disciplinaria del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), Monserrat Comas, ha convocado el próximo lunes una reunión extraordinaria para decidir si expedienta a dos jueces por su intervención en el caso del presunto asesino Santiago del Valle, que seguía en libertad pese a contar con una condena firme de dos años y nueve meses de cárcel por haber abusado de su hija.

La investigación del máximo órgano de gobierno de los jueces se inició contra el titular del juzgado de lo Penal número 1 de Sevilla, Rafael Tirado Márquez, que dictó la sentencia que condenó al presunto asesino de la niña y era el encargado de la ejecución de la misma, pero no dictó una orden de busca y captura del sospechoso cuando no se le pudo localizar para notificarle que debía ingresar en prisión para cumplir la condena impuesta.

El CGPJ ha decidido ahora ampliar las pesquisas al magistrado de la Audiencia Provincial de Sevilla Javier González Fernández, quien como ponente de la Sección Séptima confirmó la sentencia dos años y medio después de que el tribunal deliberara sobre el recurso de apelación presentado por Santiago del Valle. La sentencia del juez Rafael Tirado en el caso de Santiago del Valle fue dictada el 15 de noviembre de 2002, pero el recurso de apelación no llegó a la Audiencia Provincial hasta el 22 de abril de 2003. Los magistrados de la Sección Séptima reclamaron al juzgado dos cintas que recogían el testimonio de la menor y unas declaraciones de los padres en televisión, por lo que el recurso no quedó visto para sentencia hasta junio de 2003. El ponente del caso, Javier González, confirmó la condena en una sentencia dictada el 30 de diciembre de 2005, dos años y medio después de que recibiera el caso.

El presidente de la Audiencia de Sevilla, Miguel Carmona, elevó el pasado enero un informe a la sala de gobierno del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA), en el que advirtió del "deterioro" que estaban sufriendo dos secciones penales de la Audiencia hispalense, una de ellas la Séptima, que habían alcanzado "por primera vez desde hace muchos años cifras superiores a los 300 asuntos en tramitación, similares a las que se tenían tras la entrada en vigor del nuevo Código Penal", en el año 1996.

La fiscal jefe de Sevilla, en el informe que remitió a la Fiscalía General del Estado, ya apuntó el retraso en la resolución del recurso de apelación presentado contra la condena a Santiago del Valle.

La comisión permanente del CGPJ acordó ayer, sin prejuzgar la responsabilidad de ambos jueces, instar la reunión urgente del órgano disciplinario, que se ha convocado en previsión de que el próximo viernes se disponga ya de una propuesta del servicio de inspección sobre la posibilidad de incoar un expediente disciplinario a estos dos magistrados.

El órgano de Gobierno de los jueces hizo pública ayer una nota en la que reconoce la existencia de fallos en el sistema de inspección de los órganos judiciales. El CGPJ explicó que las visitas a los juzgados y tribunales se realizan de acuerdo con la "Guía de Criterios del Servicio de Inspección", que establece en estas inspecciones debe realizarse un muestreo aleatorio de causas de entre un cinco y un diez por ciento del total que se tramita en cada órgano, lo que permite elaborar un informe sobre el estado general del juzgado inspeccionado y realizar recomendaciones para su mejora.

En la tramitación de la ejecutoria 31/2006, sobre la condena a Santiago del Valle por los abusos sexuales a su propia, el CGPJ señala que esta causa no fue examinada en la inspección llevada a cabo en el juzgado de lo Penal número 1 en noviembre de 2007, al no quedar dentro de la muestra aleatoria. La visita sí que puso de manifiesto, según el Poder Judicial "deficiencias de funcionamiento" en el negociado de ejecutorias, lo que determinó que se propusieran medidas de mejora entre las que estaba la realización de un "seguimiento" del juzgado.

Los errores revelados por el caso Mari Luz han llevado a la comisión permanente del CGPJ a reconocer que el sistema de inspecciones "debe ser mejorado para detectar con más profundidad aún los problemas de gestión que puedan existir en todo tipo de órganos judiciales". A raíz de este caso, la comisión permanente ha decidido crear un grupo de trabajo para revisar la Guía de Criterios en vigor para, entre otras cuestiones, identificar las causas que se siguen por delitos sexuales como el que cometió Santiago del Valle.

La comisión señaló que entre los objetivos de este grupo "deberá figurar el establecimiento de un sistema de selección de causas que, dada la imposibilidad de revisión absoluta de todas, fije una selección adicional de asuntos que por su gravedad, naturaleza, urgencia o materia merezcan un examen prioritario y exhaustivo".

El portavoz del CGPJ, Enrique López, admitió ayer que el sistema debe mejorar. "El padre de Mari Luz ha mostrado una templanza no exigible a una persona que está pasando por una tragedia y yo como portavoz he asumido desde el minuto número uno, e incluso sin conocer a fondo los hechos, que ha habido un fallo clamoroso", concluyó López.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios