La Policía desmantela un laboratorio casero para tratar drogas

  • Un joven de 20 años mezclaba las sustancias en un trastero de la Macarena

Comentarios 1

La Policía Nacional ha detenido a un joven de 20 años de edad, identificado mediante las iniciales J. A. M., por un supuesto delito de tráfico de drogas tras descubrirse que tenía instalado en un trastero de su propiedad un laboratorio en el que realizaba el tratamiento de sustancias estupefacientes, como cocaína y heroína, para prepararlas para su venta y consumo en cantidades de 250 y 500 gramos. El arrestado empleaba sustancias de corte como cafeína, manitol y acetona para adulterar la composición de la droga.

Los agentes del grupo de investigación de Policía Judicial de la comisaría del distrito Macarena, mientras realizaban labores propias de prevención de delitos en zonas conflictivas de esta zona en las que es habitual observar conductas como el menudeo de drogas y el pequeño tráfico de estupefacientes, interceptaron a tres jóvenes en actitud sospechosa que se encontraban en unos locales que albergan trasteros privados.

En el momento de la identificación de los individuos, la actitud huidiza y nerviosa de los mismos llamó la atención de los policías, que comenzaron a indagar y hacer preguntas a los tres sujetos a fin de descubrir si ocultaban algo, según informó ayer la Policía en un comunicado de prensa.

Durante la conversación con uno de los identificados, descubrieron que éste ocultaba una bolsa de plástico conteniendo en su interior una sustancia en polvo, muy similar a sustancia estupefaciente, al tiempo que les manifestaba ser el propietario de dos trasteros que se encontraban en el local.

Ante las sospechas de que en el interior de los mismos pudiera haber más sustancias del estilo de las inicialmente intervenidas, se procedió al registro de los trasteros, comprobando que en su interior se encontraban 27 bellotas de hachís con un peso de 274 gramos; diversas cantidades de cafeína, manitol y acetona utilizados para adulterar la droga; una balanza de precisión y dos prensas pequeñas para realizar paquetes de 250 y 500 gramos; una navaja, un cúter, un cuchillo y otros instrumentos para manipular las sustancias y conseguir la mezcla.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios