La Policía reduce en un 95% la cifra de detenidos por una protesta laboral

  • Los agentes han pasado de arrestar a entre 15 y 18 personas al día a sólo una en Sevilla capital · Los cinco sindicatos acuerdan rebajar su actividad ante los incumplimientos del Ministerio del Interior.

Comentarios 4

La Policía Nacional ha reducido al mínimo su actividad en Sevilla como medida de presión para reclamar mejoras salariales y laborales. Los cinco sindicatos de este cuerpo se han puesto de acuerdo para pedir a sus afiliados que hagan el mínimo esfuerzo posible y sólo intervengan en casos de delitos flagrantes. Como resultado de ello se ha reducido en un 95% el número de detenciones en Sevilla, que ha pasado de entre 15 y 18 de media a sólo 1 en el turno correspondiente al 2 y 3 de julio.

El único arresto realizado por los agentes de la Policía Nacional en las últimas veinticuatro horas fue el de una persona con una orden de búsqueda y captura en vigor con el que los policías se toparon de frente, es decir, que la detención fue casual ya que los agentes no se dedicaron a buscar a este hombre.

“No dejaremos de intervenir ante delitos flagrantes y ante los casos que ocurran delante nuestra, pero no vamos a identificar personas ni controles de vehículos ni tampoco dedicarnos a las reclamaciones por búsqueda y captura”, explicó ayer a este periodico Manuel Espino Heredia, secretario general del Sindicato Unificado de Policía (SUP) en Andalucía, central mayoritaria en la plantilla sevillana.

Esta huelga de celo está organizada tanto por este sindicato como el resto de organiazaciones policiales –la Unión Federal de Policía (UFP), la Confederación Española de Policía (CEP), el Sindicato Profesional de Policía (SPP) y el Sindicato de Comisarios de Policía (SCP)– de ahí que la práctica totalidad de la plantilla esté secundando la protesta.

Los sindicatos han elaborado incluso un calendario para poner en práctica estas medidas de presión, que comenzaron el 27 de junio y se han vuelto a repetir en el turno del 2 y 3 de julio. Si no hay novedades, los agentes mantendrán esta misma actitud los próximos días 9, 10, 16, 17, 23, 24, 30 y 31 de julio.

Los policías piden mejoras salariales y que el Ministerio del Interior cumpla los acuerdos de equiparación retributiva con otros cuerpos policiales firmados en abril de 2005. Solicitan que sus salarios sean similares a los que perciben los miembros de los Mossos d’Esquadra –unos 9.000 euros más al año–, la Ertzaintza y las policías locales de las grandes ciudades españolas. Además, piden que se cambie el régimen disciplinario, que data de hace 20 años, así como una importante mejora en los medios para luchar contra la delincuencia.

Las negociaciones entre sindicatos e Interior se han visto interrumpidas con la llegada a la dirección general de la Policía y la Guardia Civil de Francisco Velázquez. “Es una persona extremadamente autoritaria. Nos ha llegado a amenazar con no conceder cambios de destinos a los policías con problemas personales y con no liberar a los sindicalistas”, apuntó el máximo representante del SUP en Andalucía.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios