La Policía requisa a un líder de los Biris una navaja, un palo y un bate

  • El ultra niega que portara armas, dice que eran herramientas de trabajo y que sólo fue denunciado por un error en la matrícula.

Comentarios 6

La Policía Nacional intervino el pasado martes varias armas a un líder de los Biris, el grupo ultra de aficionados del Sevilla Fútbol Club. Según confirmaron a este periódico fuentes policiales, el hincha fue parado por un grupo de la Policía en un control rutinario en la avenida de Jerez, a las ocho y media de la tarde del martes. Allí, los agentes le hicieron constar que las placas de matrícula delantera y trasera de su vehículo no coincidían porque bailaba una de las letras. El conductor achacó este asunto a un fallo del taller en el que le colocaron las placas.

La Policía lo denunció por una infracción administrativa, ya que la placa trasera correspondía a un vehículo de Madrid que nada tenía que ver con el del líder de los Biris. Los agentes inspeccionaron el interior del vehículo y encontraron en él un palo de madera de unos 90 centímetros de longitud, un bate de béisbol, una navaja y una defensa similar a las que utiliza la Policía. El arma blanca se encontraba en un compartimento en la puerta del conductor y el resto bajo el asiento de éste.

El líder del grupo ultra fue denunciado por una infracción de la ley 1/92 de seguridad ciudadana y por falsedad documental por el hecho de llevar alteradas las placas de matrícula. Fuentes policiales indicaron que el coche no había pasado la ITV y que el conductor iba sin carné de conducir ni DNI.

El líder de los Biris negó este miércoles que portara ningún tipo de armas y explicó que sólo llevaba herramientas de trabajo, ya que el palo formaba parte de una pieza empleada en la construcción y el arma blanca era una simple navaja multiusos. Además, negó que llevara ninguna defensa similar a las de la Policía ni ningún bate de béisbol. El líder ultra explicó que lo ocurrido fue un simple error en la placa de matrícula y que el responsable del taller que se la colocó fue interrogado por la Policía y admitió su error. Aseguró además que ya este miércoles tenía el coche en su poder, por lo que negó que careciera de la documentación necesaria para conducir.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios