Policías locales y nacionales discuten por la gestión de un accidente laboral

Comentarios 9

Un accidente laboral ocurrido ayer en la barriada de Amate derivó en un conflicto entre las policías Local y Nacional. El siniestro se produjo sobre las tres y media de la tarde en la calle Polvero, donde un trabajador de 27 años murió tras caer por el hueco del ascensor desde una quinta planta. El servicio de emergencias 112 derivó el aviso del accidente a la Policía Local, que fue el cuerpo que primero llegó al lugar de los hechos y comenzó a recabar los datos para investigar cómo había sucedido el siniestro.

Más tarde llegaron un forense para certificar la defunción del obrero y un inspector de trabajo, como es habitual en estos casos. Pasadas las seis de la tarde acudió una patrulla de la Policía Nacional, que solicitó a sus compañeros municipales que les entregaran los datos recabados sobre el siniestro, según indicaron ayer a este periódico fuentes del caso. Los dos policías locales que estaban a la entrada del edificio en el que se produjo el accidente comunicaron que quien estaba al mando era un oficial que se encontraba en la quinta planta, desde la que había caído el trabajador.

Tras una primera discusión, los agentes de la Policía Nacional informaron a la sala del 091 que los municipales se negaban a entregarle la información. Un inspector de este cuerpo se personó en el lugar de los hechos minutos después y solicitó formalmente al oficial de la Policía Local el atestado. Éste telefoneó a su jefe para solicitar qué debía hacer y finalmente tuvo que ser el máximo responsable de la Policía Municipal, José Aulet, quien mediara.

Finalmente se harán dos atestados del accidente, uno que elaborará la Policía Local y otro que será realizado por la Nacional. El juez que instruya el caso será el encargado de decidir cuál de los dos documentos será el válido. Todo se produce como consecuencia de una laguna legal sobre qué cuerpo de seguridad tiene las competencias sobre los accidentes laborales. En teoría este asunto, al ser una cuestión de empleo, depende de la Junta de Andalucía. Sin embargo, el protocolo del 112 deriva las llamadas por siniestros laborales a las policías municipales.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios