Protesta por el "abandono" del colegio San Jacinto

  • Los padres denuncian que hay goteras y desprendimientos tras 70 años sin obras

Medio centenar de padres del colegio de San Jacinto se concentraron ayer a las puertas del centro ante el "estado de abandono" del mismo, un inmueble de cuatro siglos de antigüedad en el que "no se hacen reformas desde hace 70 años, cuando se transformó en colegio".

La presidenta de la Asociación de Madres y Padres (AMPA), Victoria Rodríguez, explicó que "el mantenimiento es muy puntual y no se hacen reformas a fondo, que son muy necesarias" y concretó que "cada vez que llueve hay goteras en varias clases, las arreglan pero vuelve a calarse por otro lado".

Los padres insisten en la necesidad de cambiar la cubierta del colegio, además de sustituir las ventanas de hierro antiguas por otras nuevas, ya que "cierran mal y a los niños les molesta el ruido de la calle, además del frío y el calor".

La portavoz de los padres señaló que "los aseos también tienen 70 años y sólo se le han hecho chapuzas, pero hay que adaptarlos a la normativa y a los niños de tres años". Ante tal situación, los padres apuestan por que se acometan obras en profundidad en el centro aprovechando un periodo vacacional y alertó de que si en el plazo de una semana no hay respuesta organizarán una nueva concentración de protesta, al tiempo que manifestaron su intención de acudir al Pleno del Ayuntamiento.

Por su parte, el portavoz del PP en el Consistorio, Juan Ignacio Zoido, que acudió a la convocatoria de los padres, se comprometió a llevar al próximo Pleno municipal una propuesta al respecto por las "malas condiciones de mantenimiento y conservación" del centro. Juan Ignacio Zoido, que propone la rehabilitación integral del colegio y que no se hagan "chapuzas" puntuales, criticó que pese al censo de necesidades que entregó al alcalde, Alfredo Sánchez Monteseirín, sobre el estado de los colegios públicos, éste "no hace nada por mantenerlo y arreglarlo". El dirigente del PP exigió la reparación "inmediata" de la cubierta para "recuperar las condiciones de seguridad y dignidad de los alumnos".

El portavoz popular apuntó que la calle Pagés del Corro, donde se ubica el centro, "es muy transitada por el alcalde, que vive cerca, pero nunca ha tenido el interés y la preocupación de pararse un día y preguntar por la situación".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios